Entrevista | Toni Hill Escritor, presenta hoy su nueva novela de la saga de Lena Mayoral, «La hora del lobo»

"El éxito debería ser siempre una sorpresa, lo contrario sería una gran muestra de soberbia"

"El género negro tiene muchos matices, más de los que parece a simple vista, y por ahora prefiero seguir experimentando con sus posibilidades"

Toni Hill.

Toni Hill. / LNE

Elena Fernández-Pello

Elena Fernández-Pello

Toni Hill (Barcelona, 1966) es uno de los autores de novela negra de más éxito de estos últimos años, tanto en el mercado editorial nacional como internacionalmente. Famoso por la trilogía protagonizada por el inspector Salgado, ahora está inmerso en la de la criminóloga Lena Mayoral, y hoy presenta en la librería Matadero Uno (plaza de Riego, 1, Oviedo), a las 19.00 horas y acompañado por Leticia Sánchez, una nueva entrega de sus andanzas, "La hora del lobo" (Grijalbo).

–¿Ha logrado averiguar por qué nos sentimos tan atraídos por la maldad?

–Intuyo que la capacidad para la maldad es algo que reconocemos en nosotros mismos y que, por lo general, logramos reprimir, ya sea por miedo a las consecuencias o por simple decencia. Pero eso no evita que nos fascine ver que hay personas que dan rienda suelta a ese instinto perverso, sin el menor escrúpulo o temor.

–¿Cómo ha construido el personaje de Thomas Bronte, el asesino en serie, el psicópata?

–Fue una construcción lenta: llevaba mucho tiempo pensando en crear un psicópata cruel y a la vez vulnerable, alguien a quien pudiéramos odiar y al mismo tiempo "querer" un poco. Un monstruo que, por momentos, despierta en nosotros sentimientos ambiguos. Creo que Thomas Bronte es alguien que ha sufrido mucho y que se rebeló contra esa condición provocando el dolor ajeno.

–¿Un garrote vil como arma homicida? ¿Por qué se le ocurrió?

–Era el arma de los verdugos. De todos modos, en "La hora del lobo" el garrote ya ha quedado atrás.

–¿Cómo ha influido en su escritura su primera actividad como traductor?

–Supongo que la traducción te ayuda a trabajar estilos de texto muy distintos, a adaptarte a maneras de escribir muy variadas. Luego, cuando escoges ya cuál será tu voz narrativa, sabes qué recursos usar para potenciarla al máximo.

–¿Sigue haciendo traducciones?

–No. No hago ya traducciones en la actualidad.

–¿Se plantea experimentar con otros géneros literarios más allá del negro?

–La verdad es que, de momento, prefiero seguir experimentando con las muchas posibilidades que ofrece el género negro, pero no descarto probar otros en el futuro. El negro tiene muchos matices, más de los que parece a simple vista.

–¿Le sorprendió el éxito de sus primeras novelas, se lo esperaba?

–Sí, el éxito siempre debería ser una sorpresa. Lo contrario sería una muestra bastante grande de soberbia.

–¿Cuál es su reto literario más inmediato?

–Obviamente, terminar la trilogía actual.

Suscríbete para seguir leyendo