Llamazares exige un Pleno para "relanzar" Oviedo ante "la parálisis municipal"

IU critica la falta de una política de vivienda, los recortes en Cultura y los retrasos en el PGO

Por la izquierda, Alejandro Suárez, Gaspar Llamazares y Cristina Pontón, ayer, en la rueda de prensa.

Por la izquierda, Alejandro Suárez, Gaspar Llamazares y Cristina Pontón, ayer, en la rueda de prensa.

Ch. N.

Frente a la idea de un Oviedo de actividad "frenética", tal y como el Alcalde expuso en una entrevista con LA NUEVA ESPAÑA este domingo, el portavoz de Convocatoria-IU en el municipio, Gaspar Llamazares, denunció que su visión de la gestión del gobierno local se mueve "entre la lentitud exasperante y la parálisis". Esta situación le llevó a reclamar ayer, acompañado por los otros dos concejales del grupo, Alejandro Suárez y Cristina Pontón, un debate plenario para debatir las estrategias y visiones de ciudad y relanzar Oviedo. IU, explicó, no dudará en pedir ayuda a otros grupos para forzar la celebración de este encuentro en el que se puedan analizar las estrategias de Oviedo.

Porque el problema para Llamazares es que "los grandes temas no avanzan". Frente a la visión triunfalista de Canteli, el portavoz de IU opuso los retrasos en la aprobación de La Vega o la parálisis en la definición del plan del Cristo. "Las cosas van muy lentas", resumió, "por más que magnifique acciones lógicas en cualquier Ayuntamiento".

Llamazares pasó luego a detallar su diagnóstico sobre el modelo de gobierno local y sus problemas. Citó el "modelo parcial de ciudad monopolizado por la hostelería y el turismo, cojo, insuficiente" y el de la "ciudad franquicia". Reclamó que se desbloquee el Plan General de Ordenación, que sigue "durmiendo en un cajón". Afeó los problemas en políticas sociales, "con las unidades de atención cada vez más lejos de los ciudadanos" y los centros integrados, "de los que nada se sabe". Sumó las carencias en una política de vivienda decidida y, al revés, la decisión de no apoyar las que vienen dictadas por el Principado, como la regulación de los pisos turísticos. Además, también cargó contra los recortes en cultura, y consideró "un contrasentido" aspirar a la Capitalidad Europea de la Cultura en tales circunstancias. En fin, concluyó, el gobierno local "bascula entre la improvisación, con las modificaciones presupuestarias, y la imposición, como ha sucedido con el sistema de distritos".