La Corredoria le pide al Ayuntamiento que ponga en marcha el mercadillo semanal: "Somos un barrio importante y lo merecemos"

Los vecinos defienden que el sábado es el mejor día para que se celebre el rastro, pero los vendedores prefieren que sea los miércoles

Vendedores en el rastro de Oviedo.

Vendedores en el rastro de Oviedo. / LNE

Dice la alcaldesa de barrio de La Corredoria que los vecinos la paran a menudo por la calle para preguntarle cuándo se va a poner en marcha el mercadillo semanal del barrio en la plaza del Conceyín, algo por lo que llevan mucho tiempo esperando y que es "muy importante" para los ovetenses que viven en este punto de la ciudad. Los vecinos le piden al Ayuntamiento que acelere los trámites para cumplir con una promesa que se demoró al encontrarse con barreras técnicas y otro tipo de escollos. "Uno de los problemas es que nosotros queremos que el mercadillo sea los sábados y los vendedores ambulantes no están muy por la labor porque ese día de la semana ya están en otros mercados de la región más consolidados. El Ayuntamiento está haciendo lo que puede en esa línea", señala Maite Orozco. Según ha podido saber este diario, el Consistorio sigue trabajando para buscar un consenso y confía en arreglar pronto la situación.

Los ambulantes llegaron a plantear que el mercadillo de La Corredoria se celebre los miércoles, aunque los vecinos prefieron los sábados. "Por semana hay mucha menos gente. El sábado sería un día ideal", sostiene Maite Orozco. "Somos un barrio importante y yo creo que nos lo merecemos", añade la representante vecinal. No en vano, La Corredoria es el barrio más poblado de Oviedo con más de 20.000 habitantes. "Crecemos día a día. Aquí cada vez hay más gente y los vendedores no se van a arrepentir de venir aquí porque van a tener clientes", defiende Orozco.

Los vecinos del barrio le piden al Ayuntamiento que agilice los trámites para que el mercadillo semanal se ponga en marcha cuanto antes. "Es algo que todo el mundo pide. Esperemos que todo se solucione cuanto antes", dice Maite Orozco.