DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mar de Oviedo

Pravia y Oviedo

Yayoi Kawamura, historiadora de la Universidad de Oviedo, de la mano de nuestra bibliotecaria Cristina Jerez, vino a Pravia a comparar, entre otras obras, el retablo de la Capilla del Rey Casto (1719), de Antonio Borja, de la Catedral de Oviedo, con el retablo mayor (1725) de nuestra Colegiata, de Manuel Pedrero, y, a su vez, el retablo izquierdo de la Colegiata, de Alonso Villabrille y Ron (1728), en el que se inspiró el retablo de la Inmaculada (1742), en el brazo norte del transepto de la Catedral, que representa a San Joaquín, Santa Ana y, en el ático, a San José con el Niño en brazos, traza de Toribio de Nava y esculturas de Juan de Villanueva. Todos los retablos policromados y estofados por Juan de Fagundiz, dorador portugués. Si uno sale de la Colegiata puede tomar un piscolabis en la terraza del recién inaugurado Hotel Rey Silo, y si sale de la Catedral también; demostrado que no hay distancias entre ambas cortes.

Compartir el artículo

stats