DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rodríguez Cortés

Cuando nadie murió en Oviedo

Diariamente con motivo de esta nefasta pandemia que padecemos desde marzo buscamos el dato de contagios, hospitalizaciones y sobre todo, fallecidos Por contra, hace 75 años, el 28 de marzo de 1945, sorprende la información publicada por el diario”Región” cuando la capital estuvo libre de defunciones durante tres dias en la semana anterior a la citada fecha y por lo que se ve, la noticia saltó más allá de Pajares. Según el citado diario un ciudadano ovetense recibió una carta de un vecino de una capital castellana interesándose por la posibilidad de trasladarse a Oviedo dado su número inexistente de fallecidos en varios dias y para ello le cursa órdenes para que le alquile un piso en la calle Uría...

El periodista considera justificada la petición del interesado en cambiar de aires a Oviedo, “porque nada tiene de extraño y hay que reconocer que en esta ciudad disponemos de aguas que no las hay mejores en parte alguna; el servicio de alcantarillado es excelente y por lo que se refiere a la alimentación, nada hay que pedir. Aqui tenemos de todo: jamón de calidad excelente: manteca en abundancia, así como pollos, hortalizas y toda clase de artículos de consumo, todos ellos nutritivos y de gran vitalidad, capaces de impedir toda clase de enfermedades, sobre todo de esas que producen la muerte. Así se explica que pasen los dias sin enterramientos”. Finalmente apostilla el colaborador: “Este hecho se está repitiendo con tanta frecuencia que no tendría de particular que muchos médicos desaparecieran de la capital de Asturias de la noche a la mañana, trasladándose a otra población donde haya algo que hacer”

La información más bien parece coincidente con el Dia de los Inocentes, aunque fué, justamente, tres meses después. Los datos de no fallecidos durante unos dias pueden ser veraces pero dibujarnos como zona idílica Oviedo por sus aguas y alimentacion parece de aurora boreal. El año1945 y los anteriores fue un quinquenio de estraperlo de artículos de primera necesidad y de enorme escasez en los que el jamón, la manteca y los pollos eran “rara avis” en la dieta de los ovetenses....

Compartir el artículo

stats