Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una escritora que nunca temió expresar lo que sentía

Ha fallecido Blanca Álvarez (1957- 2021). Su voz sonaba aguda entre los escritores y las escritoras de Asturias. Aquí desarrolló su carrera literaria. Blanca trabajó mucho. La inspiración fue trabajo. La creación fue trabajo. Blanca insistió en muchos campos: la novela, la poesía, el ensayo, el periodismo, más de ochenta obras y muchos artículos. Nunca temió expresar aquello que sentía. La escritura tuvo que haberle provocado algunos sinsabores pero también alegrías. Cercana, clara y contundente, nos hacía llegar obras que inducían a la reflexión y al crecimiento personal, una llamada a nuestra conciencia para que podamos ser mejores personas. Sensible e inteligente, siempre se preocupó de los derechos de las mujeres. Defendió el valor del feminismo como postura vital y como soporte para un mundo más justo. Se nos ha ido pero nos ha dejado una importante obra. Obtuvo premios y distinciones fruto de su ímprobo trabajo: Premio Internacional de Poesía Cálamo. En 2001, formó parte de la lista destacada en el White Ravens por Milú, un perro en desgracia. Con Pendientes, caracoles y mariposas ganó el Premio Ala Delta. En 2004, obtuvo el Premio de la Crítica de Asturias por El puente de los cerezos, entre otros reconocimientos. Se dirigió primero al público adulto, para luego inclinarse por el público más joven: El amor es un cuento, El collar de penas, Búscame en África, Las costuras de un guante, El curso en que me enamoré de ti, El club de los asesinos limpios. Algunas de sus últimas obras son: Los gatos se enamoran en carnaval, Babalumba y Kaos. Blanca permanecerá en nuestro recuerdo a través de su obra. Nosotras seguiremos luchando por ti y por todas. La escritura es compromiso y requiere mucho valor. Has sido trabajadora, valiente y dentro de las alegrías y tristezas, espero que el mundo haya sido muy justo contigo.

Compartir el artículo

stats