Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Masip

Con vistas al Naranco

Antonio Masip

Juan Ramón Jiménez, mejor sin cerveza

Reflexiones al hilo de una referencia al autor de “Platero y yo” en un anuncio de televisión

A la marca que publicita el hipo de Lola Flores, le sigue otra y le da por intelectualizarse, supongo que para evitar censura antialcohólica, mentando a Juan Ramón Jiménez. Aprendí enseguida a entonar “Platero y yo”, única obra de JRJ que no ensalzaba Ángel González, pronto otro de mis mitos.

Si destaqué la comicidad de la Flores ¿qué decir del despropósito cervecero juanramoniano? No me consta que el poeta fuese aficionado a la cerveza como Ángel o Pérez de Ayala al whisky.

Hubo tiempo que para acompañar la abrumadora rutina iconográfica, numismática y filatélica del entonces Jefe del Estado, a la Fábrica de Moneda y Timbre le dio por Balmes, Menéndez Pelayo, Romero de Torres… Antes, la República había metido la pata ensalzando al Gran Capitán, no precisamente contable-gestor, que no aprendió de Alonso de Quintanilla, ¡nuestro por Bendones-San Esteban de las Cruces-Paderni!

Para depurar esas galas culturales se recurrió en su día a Cervantes, Lope, Tirso y Goya. Con la Monarquía Parlamentaria (tremendo que Pedro de Silva se vea obligado, en sus sabrosos cortos, a explicaciones pedagógicas evidentes tras 45 años de transición, todavía no asimilados por algunos) se conmemoró facialmente a Pérez de Ayala. Asistí, en 1983, a la salida, lanzado por el ministro Enrique Barón, del sello sobre Indalecio Prieto. Por cierto, un ignorante local, aunque hijo de digno maestro, se permite preguntarse si el gran ovetense, socialista a fuer de liberal, tiene mérito para calle en su ciudad, aprobada por lógica unanimidad, incluido el PP, entonces más cultivado y abierto. Increíble que se dependa también de caprichos maniqueos para no derribar antiecológico Pavo Real acondicionar el templete de De la Guardia, ni a rehabilitar el mosaico de Antonio Suárez, tan bien ensalzado por Pablo Lillo para la SOF.

Me gusta todo JRJ pero la cervecera debió callar.

Compartir el artículo

stats