Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Masip

Con vistas al Naranco

Antonio Masip

De Kabul en transportín

Eulogio García Fernández, genial praviano, pasado por Mieres y Pontevedra, juez de La Latina, Juzgado n.º 19, al que sigo queriendo mucho, al entrar yo en la sala de vistas donde presidía, togado en su sitial, pidió me acercara para enseñarme debajo de su mesa diciéndome: «Mira…estoy impartiendo Justicia en zapatillas».

El recuerdo de Don Eulogio, Gin, me sobreviene con motivo del estúpido ataque al presidente de España por llevar alpargatas lanzaroteñas mientras dirigía en la red la triste operación de evacuación de Kabul. Ya sabía de la reicidumbre de los Gabriel Ferrán, embajadores, pues en Kabul, el capitán, el último en abandonar, lo reflejo de nuevo. ¡Ojalá nuestro Poder Judicial estuviese a la altura del Ejercito y del Cuerpo Diplomático!

En los aviones militares hay un transportín al término para desechos en vuelo de emergencia. La imagen de unos pobres afganos cayéndose del tren de aterrizaje me recuerda la de dos cubanos que, todavía en vida de Franco, salieron de La Habana a Madrid agarrados a un avión español.

Deberíamos tomar muy en serio lo que ha pasado en Afganistán desde ha mucho, dejar frivolidades inútiles y utilizar, si es menester, hasta los transportines.

Compartir el artículo

stats