Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángel de la Fuente

El Museín: una iniciativa de los Amigos del Museo de Bellas Artes de Asturias

Sobre el proyecto desarrollado por el departamento de educación de la gran pinacoteca regional en el que han participado, en su primera edición, diecisiete centros educativos de toda la región

El viernes 24 de junio de 2022 tuvo lugar la entrega de distinciones a los diecisiete centros educativos asturianos que participaron en la primera edición de este proyecto educativo propuesto por la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes de Asturias. No es la primera vez que esta entidad se acerca al apasionante mundo de la Educación. La primavera del año 2021 y la del presente año cerraron la primera y segunda edición respectivamente de los concursos escolares, jóvenes y familias con una participación considerable, pero aún tiene que crecer. El objetivo es atraer a los niños y a los jóvenes al museo porque es la manera de valorar el legado artístico que se expone en los nobles muros, vitrinas y patios del conjunto de edificios de esta pinacoteca. Asturias tiene que estar orgullosa de este legado y por eso debemos en un auténtico ejercicio de ciudadanía activa presentar, difundir y ayudar a conocerlo, porque de este modo se valora en su justa medida.

El Museín garantiza trabajar algunos de los objetivos en las diferentes etapas de nuestro sistema educativo; por ejemplo, en Primaria permite conocer los aspectos fundamentales de la Geografía, Historia y Cultura así como utilizar diferentes representaciones y expresiones artísticas, en Secundaria se orienta hacia el conocimiento y valoración del patrimonio artístico y cultural, aprecio de la creación artística y comprensión del lenguaje de las distintas manifestaciones artísticas y en Bachillerato se centra en el desarrollo de la sensibilidad artística y el criterio estético.

Asimismo, esta actividad implementa el trabajo de las competencias clave en el sentido que los trabajos no pueden presentarse sin la puesta en práctica al menos de las competencias siguientes: competencia lingüística tanto en las lenguas vernáculas como en las lenguas extranjeras, la competencia digital, la competencia personal, la competencia aprender a aprender, la competencia emprendedora y la competencia en conciencia y expresiones culturales.

Por si fuera poco este proyecto que forma parte de la Programación General Anual del Centro favorece la interdisciplinariedad, así como las estrategias metodológicas que regula la ley orgánica 3/2020, de 29 de diciembre por la que se modifica la Ley orgánica 2/2006, de 3 de mayo de Educación. Ofrece la posibilidad del trabajo colaborativo y el aprendizaje basado en proyectos significativos que propician la resolución colaborativa de problemas, refuerzan la autoestima, la autonomía, la reflexión y la responsabilidad. Bien es verdad que estas actividades pueden considerarse como ejemplo de buenas prácticas, que deben tener la debida difusión si partimos de una concepción que abogue por compartir el conocimiento.

El Museín se entiende como un proyecto de cada centro que tiene como referente para trabajar alguna o algunas de las obras que figuran en una lista elaborada por el departamento de Educación del Museo de Bellas de Asturias que ha acogido con satisfacción esta iniciativa. A partir de este documento de partida cada centro educativo de acuerdo con el principio de autonomía pedagógica elabora un plan de trabajo en función de su propio contexto. Cabe el trabajo de equipos de profesores en Primaria y en Secundaria de diferentes departamentos didácticos de modo que se potencie la coordinación, la transversalidad y la colaboración.

Los centros educativos participantes están ubicados en concejos tan cercanos como Oviedo, Avilés, Ribera de Arriba, bien comunicados como Luces, Villaviciosa, Siero, Piloña, Laviana y algo más alejados como Cerredo e Ibias. El éxito de esta convocatoria se ha constatado porque han participado algo más de 3.000 alumnos y 270 docentes. Ha supuesto por otro lado una carga de trabajo para los representantes de la asociación –Carlos Osoro, Eduardo Sánchez y Alfonso Martínez– que han visitado cada uno de los colegios e institutos porque no hay nada como ver in situ el trabajo realizado, hablar con sus promotores y protagonistas que han hecho un verdadero ejercicio de apuesta y fomento de la creatividad.

Esta actividad puede considerarse vanguardista porque ha implicado un trabajo extra para el profesorado en pro del alumnado que aprende de una manera diferente, que conseguirá despertar su curiosidad por conocer el mundo del arte para comprender y empatizar con el contexto en el que se ha generado esa obra de arte. Conocer el arte es comprender que hay otras maneras de comunicarse como puede ser a través de la imagen y a la vez transmitir sensaciones, expresiones, gestos. Cada vez que contemplo uno de mis cuadros preferidos “La vuelta de Pin de Rosa” experimento la sensación del calor veraniego, la brisa bajo el centenario roble que acoge el descanso de aquella familia que acaba de embalagar la hierba, el traqueteo del tren que se aleja del apeadero, las voces del vecino que anuncia la llegada de Pin, el asombro de la familia campesina bajo el roble y hasta me lleva a releer el cuento moral de Clarín “Boroña”, sin olvidar el mensaje de la emigración.

¡Enhorabuena a todos los participantes! Espero que la segunda edición incremente la colaboración de un mayor número de colegios e institutos del Principado de Asturias.

Compartir el artículo

stats