Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Pedro Sancho Martínez

José Pedro Sancho Martínez

Doctor ingeniero de Minas

Las publicaciones que desconoce el Rector

Sobre la calidad de la Escuela de Minas

Quiere el rector Villaverde cerrar la Escuela de Minas de Oviedo por su baja calidad, que él entiende en base a una disminución del alumnado –mera circunstancia recuperable–, a un exceso de espacio por alumno –unas 10 veces inferior al que tiene en otras Escuelas–, y a una pretendida obsolescencia de los estudios de Ingeniería de Minas. Por todo ello, dice, no tiene sentido continuar con la Escuela de Minas en Oviedo.

Las publicaciones que desconoce el Rector

Le diré a usted que para resolver el problema de un Centro lo primero que debe hacer es hablar con la dirección del mismo y analizar la situación. Estudiar fortalezas y debilidades, y ofrecerse a compensar el abandono sistémico de una Escuela Superior, tras el mandato del rector Santiago Gascón, que dejó su puesto en 1996. Ello no obsta para exigir, con la debida lealtad institucional, un Plan de recuperación a la dirección de la Escuela, ofreciéndose a corregir, entre otros, los males producidos por la introducción de la Ley Orgánica 11/1983, de 25 de agosto (LRU), Ley de Reforma Universitaria, en la Escuela Superior de Ingeniería de Minas, que tras la implantación de una organización departamental, priva a la dirección del centro de capacidad para acordar con los departamentos la idoneidad de los docentes que se asignan.

Las publicaciones que desconoce el Rector

No obstante lo dicho, hoy quiero poner el punto en el desprecio que traslucen las declaraciones del señor Rector hacia Minas. Un desprecio absolutamente injustificado. Basta con consultar el índice de los libros publicados cuyas portadas se muestran en la imagen, escritos en Minas Oviedo, por los profesores que impartieron o imparten docencia en dicha Escuela en el área de conocimiento de Ciencia de los Materiales e Ingeniería Metalúrgica. Son nueve libros –más de 4.000 páginas– que siendo referencia internacional, por mención o crítica positiva y de un alto nivel científico-tecnológico, han sido publicados por las más prestigiosas editoriales. Libros escritos en esos despachos y laboratorios que usted, señor Rector, critica y desprecia, equipados en gran parte con fondos procedentes de contratos de investigación con empresas.

Como este hay muchos testimonios que acreditan la excelente formación impartida en la Escuela de Minas de Oviedo. Espero que la lectura de las carátulas le haga reflexionar.

Compartir el artículo

stats