Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Delgado

Obituario

Fernando Delgado

Lágrimas por Carlos Barbao

Un hombre implicado en su territorio que fue corresponsal de LA NUEVA ESPAÑA en Morcín, Riosa y Ribera de Arriba

Se nos fue en silencio a finales de octubre, cercano a cumplir los ochenta, tras padecer una larga enfermedad, pero su obra no la olvidaremos nunca aquellos que tuvimos la oportunidad de disfrutar de la amistad de Carlos Álvarez Barbao, quien en los años sesenta y setenta del siglo pasado ejerció como corresponsal de LA NUEVA ESPAÑA siendo autor de históricas crónicas sobre los concejos de Morcín, Riosa y Ribera de Arriba.

Lágrimas por Carlos Barbao

Carlos plasmó como nadie la inauguración de la nueva carretera nacional 630, conocida también como "la de los túneles", cuyo tramo entre Oviedo y Mieres se abrió en noviembre de 1968 con un coste de 650 millones de pesetas de la época, siendo la mayor inversión realizada en infraestructuras en nuestro país. También narró como nadie la peripecia de los 14 mineros jubilados de Riosa que vivieron aislados durante un mes en unas improvisadas tiendas de campaña, en lo alto de la sierra del Aramo, para trabajar en la construcción en octubre de 1973 del lago artificial del Angliru mucho antes de que la carretera llegase a esta hoy mítica y conocida cima ciclista, cuando se tardaba entonces cinco horas en bajar en mula hasta La Vega, capital del concejo. También retrató como nadie el crecimiento en los setenta del poblado de cartón y de chabolas de los quinientos emigrantes portugueses que se instalaron en Las Segadas, en Ribera de Arriba, quienes vivían en unas condiciones de total insalubridad.

Barbao se nos fue un mes antes de que presentemos, el próximo 30 de noviembre, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA, el libro "Morcín en la prensa 1950-2000". Estaba muy ilusionado con este proyecto en el que se había involucrado aportándome abundante documentación y numerosos artículos suyos de la época. Siento una gran pena porque Carlos no pueda ver y disfrutar la publicación, pero su espíritu estará presente con nosotros pues el libro será un homenaje hacia su persona.

Además de trabajar en Hunosa, primero como administrativo en el Pozo Montsacro y, posteriormente, en sus oficinas centrales de Oviedo, formó parte de forma altruista de la junta directiva de la Hermandad de La Probe, entre 1962 y 1970. En su labor como secretario de la entidad participó activamente en la organización de múltiples actividades sociales, culturales y deportivas que acercaron hasta Morcín, entre otras, concursos regionales de monologuistas, varias competiciones ciclistas, campeonatos provinciales de tiro al plato y de bolos, y concursos de tonada asturiana.

Este hijo de Afrodisio y Longina, de Lugar de Arriba, hermano mayor de Mabi, casado con Charo, deja tres hijos, Carlos, Nacho y Mónica, y 4 nietos, uno de ellos Álvaro Álvarez, uno de los mejores gaiteros asturianos ganador en dos ocasiones del Concurso Internacional McCrimmon en el Festival Intercéltico de Lorient, y cuya gaita llora emocionada por su abuelo. Descansa en paz, amigo, y recuerda que el próximo día 30 nos veremos en LA NUEVA ESPAÑA en la presentación de tu libro.

Compartir el artículo

stats