18 de diciembre de 2016
18.12.2016

La sidra y la cuchara se reencuentran en Nature Chigre

El tradicional chigre asturiano se reinventa en Oviedo para convertirse en un moderno restaurante urbano que destaca por sus exquisitas elaboraciones y su cuidada decoración

18.12.2016 | 12:31

Renovarse o morir, metafóricamente hablando. En el mundo de la hostelería aún no está todo dicho, ni hecho, y por ello surge en la capital asturiana un nuevo tipo de locales. Un renovado concepto de sidrería que, con el objeto de seguir siendo "embajadores de la gastronomía asturiana", pone a disposición de los clientes una moderna versión del chigre tradicional. Un chigre transformado en un restaurante urbano de auténtico lujo que amplía el abanico de opciones que ofrece el Principado en lo que a restauración se refiere.

Las primeras semanas de este nuevo establecimiento hostelero no han podido ser más exitosas, pero no es de extrañar teniendo en cuenta que este nuevo concepto de local, donde priman el buen comer, la tradición y la sidra, viene de la mano de un equipo que aglutina gran experiencia en el sector tras haber pasado por afamados establecimientos de Cangas de Onís o Torazo. Un equipo que, de forma muy acertada, ha decidido reconvertir un chigre de los de antaño, donde se tomaba buena sidra y unas tapinas para picar, en un punto de encuentro para público de todas las edades, con cocina de calidad y un ambiente elegante y acogedor. Además, su cocina no defrauda. En el menú del día se apuesta por los platos de cuchara que tanto gustan en el Principado y en su carta de especialidades no faltan los mariscos, los pescados frescos, gran variedad de tapas muy cuidadas, quesos con denominación de origen y gochín asturcelta. Por poner sólo un ejemplo, una propuesta diaria podría incluir un entrante a base de ensalada de tomate con paleta ibérica, melón y queso fresco, seguido de una merluza de anzuelo con un arroz con berberechos, una ración de gochín asturcelta confitado y tostado, y un postre a la carta. Sencillamente, delicioso.

Todo ello regado muy inteligentemente con los mejores palos de sidra y una interesante carta de vinos donde se combinan etiquetas clásicas con vinos jóvenes y apuestas por vinos contemporáneos para todo tipo de gustos y paladares.

La acertada oferta de estos negocios no acaba aquí. Conscientes de que las necesidades de la sociedad actual y el ritmo de vida diario impiden en muchas ocasiones cocinar en casa todo aquello que se desea, han apostado con fuerza por un servicio de catering que viene avalado por los centenares de encargos para bodas, comuniones y otros eventos en toda Asturias que sus responsables han servido en los negocios en los que han trabajado previamente.

Durante estas fiestas, los clientes podrán escoger cualquier plato de la carta y encargarlo para llevar a su casa. Sólo deben reservarlo con, como mínimo, 24 horas de antelación y recogerlo antes de las 18 horas del día de Nochebuena o de Navidad, así como el de Nochevieja.
Durante el resto del año, este servicio se complementará con una segunda modalidad: el catering a domicilio, ya que, si se desea, el equipo de cocina se desplaza hasta los hogares para servir una comida o cena perfecta. A mesa puesta, lo único que debe hacer el comensal es disfrutar. Este servicio no funcionará en las fechas navideñas debido a su volumen de trabajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook