04 de marzo de 2017
04.03.2017

Un proyecto educativo activo y abierto a todos

La Inmaculada apuesta por una continua innovación pedagógica y actualización metodológica, unidas a la acción tutorial y al acompañamiento personalizado

04.03.2017 | 14:34

El Colegio La Inmaculada y, por extensión, toda la comunidad educativa, son una institución misionera y todo lo que hacen y viven es misión. Por eso, su proyecto educativo es una propuesta abierta a todos, convencidos de que aportan un estilo que hace crecer a cada niño, niña y joven como agentes de transformación social, como emprendedores creativos y solidarios y como profesionales competentes y honestos. Para ello, actúan como comunidad educativa con un proyecto común, coordinando las acciones de la entidad titular, las familias, el profesorado, el PAS y los agentes extraescolares, en una misión compartida. Sintiéndose todos una gran unidad familiar, cada uno contribuye de una manera específica para una formación integral y só­lida.

En el Colegio La Inmaculada son plenamente conscientes de que su rol como educadores y como colegio ha cambiado: quieren ser una escuela nueva para una sociedad nueva. Ahora son diseñadores de experiencias de aprendizaje que acompañan, y en las que también aprenden de sus alumnos. En un mundo en constante cambio, atienden la diversidad cultural, social, religiosa, familiar y académica, desde los valores y principios que dan sentido a su proyecto educativo: los del Evan­gelio.

Este centro apuesta por una continua innovación pedagógica y actualización metodológica que, junto a la acción tutorial y el acompañamiento personalizado de alumnos y familias les posibilitan ofrecer la formación integral que pretenden. Para ello utilizan, al estilo de sus fundadores, "todos los medios posibles" (padre San Antonio Mª Claret), "haciendo fácil este mismo camino a los demás" (M. Mª Antonia París), diferentes planes y proyectos, entre los que destacan los siguientes: proyecto de interioridad y educación emocional, proyecto "Encuentro", proyecto de educación social y aprendizaje y servicio, proyecto de pastoral juvenil, proyecto "Vocare", aprendizaje basado en proyectos, estimulación temprana, inteligencias múltiples, plurilingüismo, trabajo cooperativo, nuevas tecnologías aplicadas, propuestas extraescolares para educar en el ocio y el tiempo libre, continuo diálogo fe-cultura y muchos más.

Ante esta propuesta, el centro educativo es consciente de la necesidad de un exigente plan de formación, en renovación permanente que garantice la cualificación profesional de todos sus docentes.

La cultura organizativa del Colegio La Inmaculada define el estilo de vivir y convivir en su comunidad educativa, su estilo de trabajo, su forma de afrontar los conflictos, de tomar decisiones, de priorizar y expresar sus valores propios. En definitiva, de expresar quiénes son y cómo educan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook