30 de mayo de 2020
30.05.2020
La Nueva España

"BBVA ha sido la entidad más ágil y eficaz en la concesión de ayudas"

"Quiero destacar la buena disposición y generosidad de la plantilla, así como la labor de nuestro gerente, Santiago García"

29.05.2020 | 23:47

Fundada en 1996 por Santiago García, actual gerente, y por Abel Gallego, en estos casi 25 años de andadura Inoxnalón ha sabido posicionarse en el sector de la calderería industrial y las estructuras metálicas. A pesar de haber empezado el año con unas perspectivas de crecimiento que se vieron truncadas por la pandemia de covid-19, en la compañía miran al futuro con optimismo, algo a lo que ha contribuido no sólo la buena disposición de la plantilla durante las últimas semanas de confinamiento, sino también el apoyo de entidades como BBVA . "Fue la más ágil y muy eficaz en los tediosos trámites, de hecho fue con la primera que pudimos disponer del dinero en cuenta", señala la gerente adjunta de Inoxnalón, Rosa Roces.

-Resuma brevemente la trayectoria de Inoxnalón...

-Somos una empresa del sector metal que nace en 1996 en el centro de empresas de Valnalón como fruto de la inquietud emprendedora de sus fundadores, Santiago García y Abel Gallego. Nos dedicamos a la calderería, fabricando a medida cualquier producto en distintos tipos de acero. En estos años nos hemos hecho con una cartera de clientes tanto en el ámbito regional como nacional y creo que se debe a aspectos como la experiencia de sus fundadores en este sector, la alta cualificación de los profesionales de la plantilla y el ser una empresa que va por delante de lo que exige el mercado en aspecto de certificaciones ISO y en acciones de responsabilidad social. También es importante destacar la labor del gerente, Santiago García, siempre con una actitud positiva para poder mantener a la empresa en la primera línea de modernidad.

-¿Cómo han afrontado el estado de alarma?

-En estos casos las nuevas tecnologías facilitan mucho el trabajo. Durante el confinamiento total, gracias al teletrabajo pudimos seguir atendiendo a nuestros clientes a nivel técnico y administrativo, aunque en la parte de fabricación preferimos cerrarla y que prevaleciese la protección de la salud de nuestros trabajadores y sus familias. La crisis sanitaria nos afectó y afecta mucho en todo lo relativo a la entrega de pedidos, en estos 25 años de Inoxnalón nunca nos había afectado tanto una crisis como lo ha hecho esta ni habíamos visto un retroceso tan grande en las cifras de negocios. Hemos tenido un descenso considerable del número de pedidos y de facturación. A nivel interno, implantamos el teletrabajo en aquellos puestos en los que era posible, y en los presenciales tomamos medidas como crear turnos estancos y adoptamos diversas medidas en cuestiones de coordinación de los equipos, formación del uso de los EPIS, evaluación de riesgos de exposición al coronavirus o un refuerzo de los servicios de limpieza y desinfección entre los turnos de trabajo, algo que hicimos una semana antes del estado de alarma.

-¿Han necesitado ayuda para poder afrontar las consecuencias derivadas de la pandemia?

-Llevábamos unos años de mucho esfuerzo y mucho trabajo que hicieron que estratégicamente y financieramente estuviéramos bien posicionados, pero realizamos una inversión hace dos años que no nos suponía ninguna preocupación hasta la llegada del covid-19, que nos generó mucha incertidumbre dada la inestabilidad que ha provocado esta pandemia. Por ello decidimos pensar en una estrategia financiera que nos permitiera afrontar todos los gastos que tenemos por lo menos hasta final de año y nos garantizara liquidez si se dieran los peores escenarios. Acudimos a las entidades financieras con las que colaboramos desde hace años y todas nos respondieron muy bien, aunque debo resaltar que BBVA fue la entidad más ágil y la más eficaz en los tediosos trámites. De hecho, fue con la primera que pudimos disponer del dinero en cuenta. En menos de cuatro días se firmaron los acuerdos y pólizas, llegó la liquidez y recibimos de inmediato los certificados de ICO correspondientes a los mínimos de las operaciones firmadas, que en nuestro caso fueron una póliza de crédito y un préstamo. Además, estuvimos muy bien asesorados y aconsejados por nuestro gestor en la oficina de La Felguera. Todo esto nos da tranquilidad de cara al futuro, sabiendo que podremos afrontar las deudas contraídas.

-¿Hasta qué punto son necesarias estas ayudas para la era post covid-19?

-Ante la incertidumbre existente las consideramos necesarias. La filosofía de nuestra empresa fue "repartir juego entre todos los colaboradores", y la agilidad de BBVA es digna de destacar. En agilidad y en eficacia les pondría un 120%.

-¿Cómo afrontan el presente y futuro de Inoxnalón?

-Comenzamos este año con una perspectiva de crecimiento que fue truncada con la declaración del estado de alarma, aunque esperamos poder remontar en los próximos meses, si la pandemia sigue controlada.

Nuestro objetivo desde inicio de esta crisis sanitaria fue mantener el empleo y no acudir a ERTEs o EREs, y de momento lo hemos conseguido. En este punto quiero destacar la buena disposición y la generosidad de la plantilla de Inox-nalón a la hora de negociar con la empresa.

Esta crisis nos está viniendo bien para pensarnos, conocernos, organizarnos y reinventarnos, siempre con la mirada en la mejora continua y la satisfacción de nuestros clientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook