24 de agosto de 2015
24.08.2015

La fuerza acompaña al Real Oviedo

La filarmónica y el coro ovetenses enardecieron al equipo en su regreso a Segunda con "La guerra de las galaxias" y el himno con la gaita de "Guti"

24.08.2015 | 02:28
A la derecha, la orquesta antes de la actuación. A la izquierda, un aficionado aplaudiéndoles. maría gómez

"Que la fuerza acompañe a los jugadores del Real Oviedo". Así justificó ayer Marzio Conti, director de Oviedo Filarmonía, la elección de la mítica música de "La guerra de las galaxias" para dar la bienvenida al Real Oviedo a Segunda División. Los cánticos de los Symmachiarii eran una advertencia de lo que iba a suceder a continuación justo frente a ellos, en la tribuna Buenavista, lugar escogido por la orquesta, que estuvo acompañada por la Capilla Polifónica "Ciudad de Oviedo". El músico italiano, aficionado al fútbol (de la Fiorentina en Italia, del Oviedo aquí), utilizó la célebre sintonía para animar al club carbayón. "Quería involucrar a los 'tifosi' del equipo, que participasen en este momento aquellos que lo han acompañado siempre", explica.

El menú era variado. Otro plato fuerte venía a continuación: el gaitero José Manuel Fernández "Guti" comenzó a tocar los acordes del himno del Oviedo, tradicional forma de caldear la salida de los jugadores azules al campo. El estadio entero rugió ante el tándem entre música y letra con el que la gaita, la filarmónica ovetense y el coro recibieron al Oviedo en su regreso a Segunda. "Cuando ascendamos a Primera, estaría muy bien que aquí nos reuniéramos la banda de música, la de gaitas, la Filarmónica y el coro", comentaba "Guti".

Entre el público asistente ya se percibía la emoción antes de que comenzaran el partido y el recibimiento musical. José Ignacio Afonso lleva acudiendo al Carlos Tartiere casi diez años. "Va a ser impresionante, la mejor forma posible de arrancar en la Liga", comentaba, mientras esperaba junto a su hermana el comienzo del espectáculo.

Se cumplieron las expectativas: "Me ha parecido una idea original, aunque estaría bien que también amenizasen el descanso del partido", comentaba José Sánchez. Algunos aficionados se quejaron de que "se oyó poco". A juicio de Belén Rodríguez, "debería realizarse esto más a menudo, aunque mejorando la acústica". Al final, la fuerza acompañó a medias y el Oviedo empató 2-2 con el Lugo. Pero la guerra de las galaxias futbolísticas ya se había desencadenado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas