15 de diciembre de 2016
15.12.2016

Una ampliación para terceros

"El proceso está diseñado para nuevos accionistas", señala en la junta Jorge Menéndez Vallina, presidente del Oviedo - Los futuros inversores vendrán de la mano del Grupo Carso y ayudarán a aumentar la apuesta por la plantilla del primer equipo

15.12.2016 | 01:46
Una ampliación para terceros

"La ampliación de capital tiene como objetivo principal la entrada de nuevos inversores". El presidente Jorge Menéndez Vallina fue el primero en intervenir en la junta general de accionistas del Oviedo y no tardó en dejar las cosas claras: el proceso que ayer se aprobó en la asamblea tiene un destino claro. Ahí radica la novedad de la nueva ampliación de capital. No está previsto que el Grupo Carso invierta más dinero en el accionariado del club. La operación es esta vez diferente. Los mexicanos quieren invitar a terceros a que se unan al proyecto de su mano. Los accionistas serán en esta ocasión empresarios cercanos a Slim que inyectarán dinero en las arcas azules.

La dirección que toma el proceso explica las condiciones del mismo. Carso aprobó ayer la ampliación de capital anunciada hace un mes y que traía como novedad la existencia de una prima de emisión que grava directamente cada participación que se quiera adquirir. La ampliación está cifrada sobre un importe total de 2,5 millones de euros pero la cantidad máxima que podría ingresar el Oviedo es de 7 millones. Al estar dirigido el proceso a terceros, Carso ha querido tener un gesto con los accionistas ya existentes: los que entren ahora, pagarán cerca del triple del precio por cada acción.

La junta general ordinaria y extraordinaria, celebrada en la tarde de ayer en el Auditorio Príncipe Felipe, dio el pistoletazo de salida a una nueva ampliación de capital dirigida por el Grupo Carso, la tercera desde que es el dueño del club. La junta, solventada en algo más de 50 minutos, fue superada sin dificultades por el consejo de administración. Acudieron a la cita 87 accionistas, que representaban el 73,99% del capital social.

El punto fuerte del día, el lanzamiento de una nueva ampliación de capital, ocupó la mayor parte de la explicación de Menéndez Vallina. Preguntado el presidente por la postura de Slim, no arrojó mucha claridad. "No sé si Carso va a invertir", se limitó a contestar. La intención en estos momentos es de actuar de una forma pasiva, y que sean otros empresarios los que se unan a la aventura de los mexicanos en el Oviedo. La marca "Slim" es la que en los últimos tiempos ha levantado expectación en empresarios que ya han dado su conformidad a invertir en el club azul. Menéndez Vallina no aclaró la identidad ni la cantidad que los terceros aportarán. "Creo que se sumarán. Éste es un proyecto atractivo", aseguró el dirigente.

Con la estabilidad económica encarrilada y un plan a medio plazo para acabar con las deudas con los organismos públicos, la operación tiene un fin claro: que el Oviedo tenga plantillas más competitivas en las próximas temporadas.

A la hora de hacer los fichajes, los equipos de Segunda están condicionados por el tope salarial, el techo de gasto impuesto por la Liga conforme a la previsión de ingresos y gastos. Pero existen procedimientos para elevar el techo y la ampliación de capital es una de las más eficaces. Si La Liga da el visto bueno, el Oviedo podría aplicar el 100%, el 80% o el 50% de la cantidad ingresada a elevar el tope. Lo haría dividiendo la cifra entre cuatro y repartiéndola por cuatro temporadas consecutivas. Lo que sí descartó Vallina es que el resultado se aplique en el inminente mercado de invierno, al esperar el club a la resolución de la ampliación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook