04 de febrero de 2017
04.02.2017

Un rival con trampa

El Mallorca, que entró ayer en descenso tras la victoria del UCAM sobre el Sevilla Atlético, permanece invicto este año

04.02.2017 | 00:28
Javier Olaizola, en un entrenamiento con el Mallorca.

Hay rivales que tienen trampa porque su situación en la clasificación no se corresponde con la dinámica del equipo en las últimas jornadas. Uno de ellos, hoy en día, es el Mallorca, equipo que ayer se metió en puestos de descenso directo a Segunda B (con la victoria del UCAM de Murcia sobre el Sevilla Atlético, 1-0), pero que, sin embargo, permanece invictos en lo que va de 2017. La situación del conjunto bermellón en la tabla no es buena, pero su dinámica desde que comenzó el año sí: cuatro partidos, una victoria, tres empates, cero derrotas.

El equipo balear llega al Carlos Tartiere un poco de tapado, porque su mala clasificación esconde una realidad: no pierde el pasado 17 de diciembre, hace un mes y medio, cuando cayó frente al Numancia (3-1). Desde entonces, ha conseguido encadenar su segunda mejor racha de la temporada, que superará si no pierde mañana en el estadio carbayón.

Como la mayoría de equipos en Segunda, los isleños están protagonizando una campaña irregular. A principios del pasado mes de diciembre, el club, agobiado por los malos resultados, despidió a Fernando Vázquez, viejo conocido oviedista, y colocó en el banquillo a Javier Olaizola, técnico entonces del filial. Fue el 7 de diciembre. Cuatro días después, el técnico debutó con derrota ante el Almería(2-1) y, la jornada siguiente, cayó en el citado duelo frente al Numancia. Desde entonces, se jugaron cuatro partidos más y no volvió a perder.

"El Mallorca mejora cada día", señaló ayer el entrenador vasco, que asume el reto de enfrentarse a un Oviedo que distingue por líneas: "Tiene muy buenos futbolistas en el medio campo y arriba y algo más normales, llamémosle así, en la defensa", señaló. Pero luego añadió: "Para mí es un equipo de Primera porque, en mi época de futbolista me enfrenté al Oviedo muchas veces. Claro que es irregular, pero quién no lo es en esta categoría", agregó el preparador mallorquinista.

El reto de ganar al Mallorca tiene también su historia para el Oviedo. Los azules no se imponen al equipo balear desde la temporada 1990-1991, entonces en Primera División. El gol de aquella victoria lo anotó Carlos Muñoz. Desde entonces, se han enfrentado en trece ocasiones con un balance de 8 derrotas para los azules y 5 empates. La última vez que ambos se enfrentaron en Primera, en el año 2001, el Oviedo certificó su descenso a Segunda.

El equipo de Olaizola, que llegará hoy a Oviedo por carretera desde Bilbao (a donde llegó en avión desde la isla), recupera a dos titulares: Yuste y Saúl, también a Culio. Son baja Juan Rodríguez, Vallejo, Ansótegui y Company, lesionados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook