05 de febrero de 2017
05.02.2017

Bendito vermú

El Oviedo no pierde cuando juega a mediodía: cinco victorias y tres empates en ocho partidos desde que subió a Segunda

05.02.2017 | 00:34
Bendito vermú

Al Oviedo le sienta fenomenal la "sesión vermú" de los domingos. El equipo azul se desenvuelve especialmente bien cuando le toca jugar a las doce del mediodía, ese horario que imponen las televisiones para sacar rédito, dicen, al prestigio que fútbol español tiene en países como China, donde el Oviedo, por cierto, cuenta con un nutrido grupo de accionistas y simpatizantes. Los carbayones jugarán hoy su tercer partido a las 12 horas de esta temporada, el noveno desde que regresó hace un año y medio al fútbol profesional. Y la tendencia es muy buena: de los ocho anteriores en ese horario, el Oviedo ganó cinco y empató tres. 18 puntos de 24 posibles. Los azules, pues, no pierden cuando juegan a mediodía. Ni con Hierro ahora, ni con Egea ni Generelo el curso pasado. Una estadística que tratarán de conservar hoy frente al Mallorca en el Tartiere.

De momento, los azules han firmado un pleno esta temporada. Dos partidos a las doce, dos victorias, una fuera de casa y la otra en casa. La primera vez que tocó madrugar el domingo para jugar fue en la jornada 7. El equipo de Fernando Hierro visitó El Carranza de Cádiz -escenario de mágico recuerdo para el oviedismo- agobiado por la clasificación tras perder en casa frente al Reus (0-1). Fue la primera final para el técnico malagueño, resuelta con un 0-2 (Toché y Linares) que abrió la mejor racha de los azules esta temporada. Después de Cádiz, el Oviedo se pasó siete jornadas sin perder, llegó a alcanzar el segundo puesto de la tabla y a ser el equipo menos goleado del fútbol español. Dos jornadas después de Cádiz, en los orígenes de la buena racha, llegó el segundo partido a medio día para el Oviedo esta temporada. Fue frente al Rayo Vallecano en el Tartiere. Los azules solventaron el duelo con goles precisamente de los mismos protagonistas que en El Carranza: Toché y Linares.

La temporada pasada, el conjunto carbayón disputó en total seis partidos a las doce del medio día, tres en el Tartiere y tres fuera de casa. Tres de ellos, los primeros, fueron en jornadas consecutivas. En la sexta, con Egea en el banquillo, el Oviedo visitó el campo del Elche. Fue a finales de septiembre de 2015. Los azules empataron a un gol y el tanto lo anotó Susaeta. A la semana siguiente el Oviedo se enfrentó al Mallorca en ese horario y el duelo terminó también en empate a un gol, anotado por Toché. Una jornada después, la octava, el equipo azul viajó a Valladolid para ganar en el estadio José Zorrilla por 2-3, con goles de Linares, Toché y Susaeta.

Después de aquel duelo los azules no volvieron a jugar a las 12 horas hasta la jornada 20.ª, en un Oviedo-Zaragoza. Aquel día, el equipo azul ganó 1-0 con otro tanto de Toché. Ya con Generelo en el banquillo, en la jornada 34.ª, el Oviedo jugó frente al Nástic en Tarragona al mediodía, partido que acabó 0-0. El último duelo en ese horario el curso pasado llegó en la jornada 36.ª ante el Córdoba y el resultado fue también 1-0, gol anotado por Josete, central que milita actualmente en el Elche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook