22 de febrero de 2017
22.02.2017

Territorio propicio

El Reus es el tercer equipo de la Liga que menos partidos gana en casa, tras Nàstic y Córdoba

22.02.2017 | 01:36
Nando da un pase ante Folch en el partido de ida en el Tartiere.

A diferencia del Oviedo, al Reus no le sienta nada bien jugar en casa. El cuadro catalán, que se ha desinflado las últimas jornadas hasta caer a mitad de la tabla, no le encuentra el punto al municipal de Reus, uno de los estadios, por cierto, con peor media de entrada de toda la categoría (3.882 espectadores). El conjunto reusense es el tercer equipo de la Segunda División que menos partidos gana en casa (4), sólo por detrás de Córdoba y Nàstic de Tarragona (3), ambos en puestos de descenso a Segunda B. Reus es, por tanto, un territorio propicio para que el Oviedo extienda su racha triunfal y siga haciéndose fuerte ahí arriba, entre los seis primeros, que es el (primer) objetivo para esta temporada.

Como la mayoría de los partidos de Segunda, el del viernes (20.00 horas) es un partido trampa. Primero por ser de viernes. El Oviedo nunca ha jugado un partido de Liga este día, un dato que ya en sí mismo representa una novedad y, por lo tanto, una amenaza. El plan de la semana cambia, los ritmos también cambian. La rutina cambia. Los azules viajarán a Reus el jueves en un avión a las tres de la tarde, hará noche en Reus y se entrenará el mismo viernes por la mañana. Después del partido dormirá cerca del aeropuerto de Barcelona para regresar a Asturias el sábado por la mañana.

También será nuevo para el Oviedo el estadio. Los azules nunca han jugado en el municipal de Reus y el único precedente entre ambos equipos remite al pasado mes de septiembre, el partido de ida (jugado también entre semana, un jueves) que acabó con derrota (0-1) en la última jugada del partido. Fue el peor momento en Liga para los carbayones, que acabaron aquella jornada un puesto por encima del descenso.

El Reus se ha desinflado en los dos últimos meses. En los dos últimos meses sólo han ganado un partido (frente al Almería, a mitad de enero). El resto han sido cuatro empates y tres derrotas. En casa, el comportamiento del grupo catalán es irregular. Han ganado cuatro partidos (Cádiz, Lugo, Nàstic y Almería) y han perdido tres (Elche, Córdoba y Levante). La mayoría de duelos acabaron en tablas (6), porque el Reus es el tercer equipo con más empates de la categoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook