26 de junio de 2017
26.06.2017

Solo cuatro fichajes en el once de la temporada

Juan Carlos, Christian Fernández, Torró y Rocha, los únicos llegados esta campaña que han estado entre los más utilizados

26.06.2017 | 01:32

El Oviedo fichó a once jugadores para el inicio de la temporada que acaba de concluir y de esos once sólo cuatro se encuentran entre los que más minutos disputaron: el portero Juan Carlos, el único de la plantilla que ha jugado todos los minutos de Liga; el lateral izquierdo Christian Fernández, un fijo en la zaga azul; Torró, un referente en el centro del campo; y Rocha, un futbolista que ha ido de más a menos a lo largo de la campaña.

El resto de fichajes han tenido más problemas para hacerse con un hueco en el equipo y mejorar la plantilla de la anterior campaña. Michu, el fichaje que más ilusión generó entre los aficionados, y que medita dejar el fútbol, ha sufrido con las molestias que le provoca la lesión de tobillo que tuvo. El lateral izquierdo Varela, llegado del Betis, no se hizo con un hueco en el equipo y terminó sufriendo una grave lesión de rodilla. Óscar Gil, que llegó cedido por un Athletic que tenía muchas esperanzas depositadas en su futuro, apenas ha contado. Pereira, un hombre que debía ser importante en el ataque, también ha pasado desapercibido. El uruguayo Alániz apenas tuvo minutos y no llegó a terminar la temporada. Nando, un hombre que debía ser importante, no ha rendido al nivel esperado. Y Jorge Ortiz, también muy lastrado por las lesiones, ha pasado sin pena ni gloria esta campaña.

Mejor le han ido las cosas al Oviedo con los fichajes de invierno. Los refuerzos que llegaron al equipo azul en enero sí que sirvieron para dar un plus al equipo. David Costas, cedido por el Celta, se convirtió enseguida en un central fijo en el once de Hierro. También Saúl Berjón, sobre todo en los primeros partidos que disputó con la camiseta azul, fue importante para el equipo. Otro que rindió a buen nivel fue Borja Domínguez, cedido por el Córdoba, aunque al final las lesiones cortaron su gran trayectoria. Más le costó a Carlitos de Pena hacerse un hueco, pero al final consiguió tener una oportunidad y supo aprovecharla.

Pero la columna vertebral del equipo ya estaba consolidada de las temporadas anteriores. La defensa más utilizada ha sido la formada por Fernández, lateral derecho, al que Diegui Johanneson acabó arrebatándole la titularidad; los centrales David Fernández y Verdés; y el mencionado Christian Fernández, el único que no estaba de la campaña anterior. El doble pivote con más minutos lo han formado Erice, que ha cumplido su cuarta temporada en el equipo; y Torró, cedido por el Madrid, y una de las incorporaciones a las que más rendimiento ha sacado el Oviedo. El centro del campo, por minutos disputados, lo completarían Rocha y Susaeta. Rocha, otro de los fichajes, ha tenido muchas veces que jugar escorado a la banda y, a pesar de estar entre los que más minutos han jugado, no ha terminado de estar cómodo y ha ido perdiendo protagonismo. En el extremo derecho, Susaeta ha sido otra vez insustituible.

Los que también eran ya viejos conocidos de la afición azul han sido los dueños del gol en el Oviedo. Toché ha sido otra vez, como la temporada pasada, el máximo goleador del equipo, con diecisiete tantos; y el segundo, con ocho, Linares, que ha jugado su tercera temporada con el Oviedo. La primera de ellas fue la del ascenso a Segunda, en la que fue "Pichichi" de Segunda B.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook