12 de julio de 2017
12.07.2017

El ejemplo de Johannesson

"Ojalá los canteranos tengan la oportunidad que yo tuve en mi momento en el primer equipo", señala el lateral del Oviedo

12.07.2017 | 02:10
Johannesson encara a Prendes en el entrenamiento de ayer.

Entre el nutrido grupo de jugadores del filial hay un infiltrado. Diegui Johannesson encara su cuarta campaña en el primer equipo del Oviedo, pero lo hace con la ilusión del primer día. De carácter extrovertido, es uno de los divertidos en la caseta. Pero el paso del tiempo hace que, poco a poco, su rol vaya cambiando. "Ya me lo ha dicho algún compañero en el vestuario", comenta con su amplia sonrisa, "que ya no es como cuando subía del filial. Ahora tengo más responsabilidad".

Ese cambio de status le llega por dos razones: por su tiempo en el primer equipo y como representante de la cantera. Con la duda sobre el futuro de Michu (cerca de anunciar su retirada de los terrenos de juego) y la salida de Esteban de la plantilla, el primer equipo sólo se queda con dos representantes de El Requexón: Saúl Berjón y el propio Diegui Johannesson.

Pero el lateral aboga por un aumento del cupo con la ayuda de los futbolistas del Vetusta. "También están entrenando con nosotros los compañeros del filial. Ojalá los canteranos tengan la oportunidad que yo tuve en su momento en el primer equipo", indica. "Yo no me veo como un símbolo, pero tienen que fijarse en lo que me pasó a mí, que también pasé varios años en el Vetusta y en base al trabajo y al esfuerzo me llegó la oportunidad. Ahora les toca a ellos pelear por ese objetivo", añade.

Los 9 futbolistas del Vetusta que se ejercitan desde el lunes con el primer equipo son el portero Giralt (llegado este verano de la cantera de la Real Sociedad); los defensas Josín y Prendes; los centrocampistas Edu Cortina, Ánder, Asier, Viti y Sandoval; y el delantero Steven. Todos tienen en Johannesson un buen modelo a imitar.

De momento, tanto los jugadores del primer equipo como los del filial trabajan a la misma intensidad a las órdenes de Anquela, un entrenador con las cosas claras y que aprieta al futbolista en cada sesión. Para el jienense, el elemento emocional es importante. "Ya el primer día antes de entrenar, nos dio una charla muy motivadora. Se le ve con ganas de entrenar al Oviedo, tiene muy buena pinta", señala Johannesson. "El objetivo que nos marcamos es simplemente llegar al primer partido en perfectas condiciones. No vamos más allá", agrega el canterano cuando se le pregunta por la meta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook