04 de enero de 2018
04.01.2018

Los Reyes Magos azules

La expedición del Oviedo visita a los niños ingresados en el HUCA y llena el hospital de regalos y sonrisas

04.01.2018 | 01:40
Los Reyes Magos azules

A Unai González Pérez le cuesta decidirse entre la bufanda del Oviedo y el oso gigante de peluche que le han traído a su habitación del Hospital Materno infantil del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Tras unos segundos de valoración, contesta con espontaneidad: "¡Me quedo con los dos!". María José, su madre, que le acompaña durante su ingreso, da una pista sobre el regalo: "La bufanda le va a prestar mucho al abuelo, que es aficionado y socio del Oviedo".

Como Unai, muchos jóvenes vivieron ayer una jornada de emociones fuertes en el HUCA. El Oviedo celebró uno de sus actos tradicionales, también uno de los más emotivos por estas fechas. La delegación del club azul, encabezada por el director de relaciones institucionales, César Martín, y por el responsable del área social, Miguel Sanz, y que contó con el gancho de los jugadores Toché, Forlín, Valentini y Mossa, se repartió por las habitaciones para hacer llegar a los pequeños los regalos. Junto a ellos, novedad este año, estuvieron dos futbolistas de la sección femenina del conjunto azul: Alejandra Moro y Silvia. En esta ocasión, los Reyes Magos no proceden de Oriente, sino de El Requexón y del Díaz Vega.

Precisamente el guiño a la sección femenina sirvió como bienvenida a la delegación azul en el HUCA. "Queríamos agradecer vuestra ayuda en un día especial como este, y también celebrar que componentes de la sección femenina se hayan unido. Esperamos, además, que este sea un curso exitoso para los dos equipos", señaló Pablo Fernández Muñiz, director del Hospital, a las puertas del salón de actos donde descansaban los regalos. Junto a él, ejercieron de anfitriones José Antonio Vecino, director de atención sanitaria de salud pública del área 4; y Corsino Rey, jefe de la sección de cuidados intensivos pediátricos, veterano en estas lides.

Para Toché la actividad ya era conocida: también le tocó la visita el año pasado. Para el resto de integrantes de la expedición, la experiencia ya había sido vivida en otros escenarios. Como Forlín, que también había hecho una visita similar en su etapa en el Espanyol.

Las dos cestas de regalos, donados en parte por el futbolista del Manchester United y canterano oviedista Juan Mata, no tardaron en encontrar dueños. Los había como Juan Asier, de tres años, que celebró su recuperación de la gripe e inminente salida del hospital con una bufanda del conjunto azul que le entregó Toché. Para otros, la salida no será tan imediata. "¿Ves como no todo en el hospital son cosas malas?", le comenta una madre a su hijo mientras abre atropelladamente un paquete enorme. Porque por unos momentos, los dolores quedan en un segundo plano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook