14 de febrero de 2018
14.02.2018

Jon Erice: "A Egea no se le hizo la cama, imposible, íbamos terceros"

"En el enfrentamiento con un aficionado actuaba como padre y como marido, no como futbolista; debí hacerlo de otra manera"

14.02.2018 | 03:57
Jon Erice, en un partido con el Albacete.

Jon Erice, exjugador del Oviedo durante cuatro temporadas, pisará el sábado el Carlos Tartiere por primera vez desde que abandonó de forma abrupta el club azul. En una entrevista concedida ayer a este periódico, el jugador navarro repasa su etapa de azul, marcada por la regularidad en los onces del Oviedo y también por episodios polémicos como la salida de Sergio Egea o el enfrentamiento, en plena calle, con un aficionado azul a final de la pasada temporada.
 
"A Egea no se le hizo la cama, imposible, íbamos terceros", sostiene Erice, que asegura que con el técnico argentino no ha vuelto a hablar, pero que tenía una buena relación y que le "respeta al máximo". "Ese equipo iba tercero, rindiendo. ¿Era más bonito que jugaran otros jugadores? Pues a lo mejor sí. Pero, a partir de ahí, que cada uno saque sus propias conclusiones", señala. El medio navarro revela que, en el momento que se fue Egea, él era partidario de dar una rueda de prensa con preguntas para "aclararlo todo", pero que al final se decidió sacar un comunicado sin preguntas. "No guardo rencor a nadie, mi culpa fue no haber sabido atajar el runrún que se creó contra mí por rumores que eran todos falsos".
 
El centrocampista del Albacete, que considera sus años en el Oviedo "la mejor etapa" de su vida profesional, asegura que tiene trato con muchos de sus excompañeros, pero no con Esteban: "A nivel personal no hay relación, pero nunca tuve problemas con él". "Después de irme del Oviedo me llamaron del club todos menos dos personas, eso es que dentro se me valoró", indica.
 
Sobre el enfrentamiento con un aficionado, Erice sostiene que actuó porque ofendieron a su familia. "Actué como padre y como marido, no como futbolista", afirma, y sostiene que no se arrepiente pero que "es posible que debiera haber actuado de otra manera".
 
Erice espera un partido difícil el sábado en el Tartiere, escenario que pisará por primera vez tras su marcha. "Sentiré alegría, nostalgia, una mezcla de sensaciones", mantiene, y sobre unos posibles pitos señala que "serían un extra de motivación por sentir un partido de élite en un escenario de élite".
 
El exoviedista dice que vio el derbi ante el Sporting en un autobús junto a Susaeta, también exoviedista, y que sintió nostalgia. "Fueron muchos años peleando para jugar ese partido", asegura. "Ojalá suba el Oviedo, está en la buena línea", destaca.

Lea aquí la entrevista completa a Jon Erice

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook