11 de abril de 2018
11.04.2018
Segunda División

El gol viene de atrás

La aportación realizadora de los defensas del Oviedo ha crecido en la segunda vuelta, en la que han marcado ocho de los trece tantos

11.04.2018 | 02:00

El Oviedo es el séptimo equipo que más goles lleva en Segunda División. Los 45 tantos del conjunto azul tienen aún más mérito teniendo en cuenta lo repartida que está esa labor en el conjunto oviedista. La aportación de los defensas en este apartado es muy llamativa si se atiende al global: de los 45 goles que lleva el equipo, 23 llegan por parte de los delanteros (Toché, Linares, Aarón Ñíguez, Saúl Berjón, Fabbrini y Steven), 16 de los defensas (Carlos Hernández, Christian Fernández, Forlín, Diegui Johannesson, Mossa y Cotugno), 3 por parte de los centrocampistas (Rocha) y otros 3 que se han marcado en propia puerta los rivales.

Pero si llamativos son los números en el global de la competición, aún más lo son en lo que va de la segunda vuelta. En los trece partidos disputados tras el ecuador de la competición, el Oviedo ha marcado trece tantos y ocho de ellos han llegado por parte de los defensas. Los otros se han repartido entre cuatro que han marcado los delanteros y uno que se hizo el Almería en su propia portería. Los únicos tantos de los delanteros en las trece últimas jornadas son el que marcó Toché precisamente en la victoria (2-1) ante el Almería, el de Linares en la derrota (2-1) ante el Cádiz, el que marcó el canterano Steven para que los azules se impusieran (2-1) al Granada y el de Fabbrini en el empate (1-1) en Córdoba.

Jugadores como Saúl Berjón y Aarón Ñíguez llevan una larga sequía anotadora. El ovetense marcó por última vez de penalti en la victoria (3-2) del Oviedo ante el Lugo en la decimotercera jornada y el ilicitano, en la vigésimo primera, en el empate (1-1) en el campo del Huesca.

Llama la atención también la forma en la que ha cambiado la situación, puesto que jugadores como Toché o el propio Saúl Berjón comenzaron la temporada muy acertados de cara al gol y después han ido perdiendo fuelle. En el caso del delantero murciano la sequía ha estado influida por la lesión de rodilla de la que tuvo que ser operado. Pero el hecho es que Toché llevaba ya cinco de los seis goles que ha hecho hasta ahora en la decimotercera jornada, Saúl Berjón había marcado sus cinco tantos a esa altura y Linares llevaba ya dos de los cinco que ahora mismo figuran en su lista. Los defensas, en ese inicio de temporada, aportaron tres goles (Diegui Johannesson, Christian Fernández y Carlos Hernández). Una cifra mucho más normal.

La cosa ha cambiado y en este último tramo les ha tocado a los zagueros mantener al Oviedo a flote con sus goles. En la última jornada, en la victoria (0-1) ante el Lugo, fue el lateral Diegui Johannesson el que, saliendo desde el banquillo, marcó el que ya es su tercer tanto de la temporada para dar tres importantes puntos al Oviedo. Pero no se trata ni mucho menos de un caso aislado. En el primer partido de la segunda vuelta, el empate (2-2) ante el Rayo Vallecano, los tantos fueron de Carlos Hernández y Christian Fernández. El caso de Carlos es especialmente llamativo porque, con seis tantos, está igualado con Toché como máximo goleador del equipo azul.

Pero si importantes fueron esos goles, qué decir de los dos que marcó el lateral izquierdo Mossa en la victoria (2-1) en el derbi ante el Sporting o el del central Forlín en el triunfo (2-1) ante el Granada. Para poco sirvió el que marcó Carlos en la derrota ante el Zaragoza (2-1) o el del propio Forlín en la derrota (3-1) frente al Tenerife.

Los delanteros del Oviedo tienen ahora una buena oportunidad de coger el testigo de sus compañeros defensas y dar un empujón hacia el play-off. Llega el turno para que gente como Toché, un delantero que siempre cumple, coja una racha que ayude a cumplir un objetivo con el que toda la afición azul sueña. Los dos próximos partidos ante Nástic y Valladolid en el Tartiere se presentan como una buena ocasión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook