06 de mayo de 2018
06.05.2018
Real Oviedo 20Lorca FC
 

El Oviedo coge aire ante un débil Lorca

El equipo de Anquela vuelve a ganar con un doblete de Linares y se mantiene en la pelea por el play-off | El conjunto murciano, descendido a Segunda B, jugó una hora con diez por expulsión de Pina | Mossa regresa a su mejor versión

06.05.2018 | 18:25
El Oviedo coge aire ante un débil Lorca

La vuelta a los orígenes ejecutada por Anquela, en la tarde de hoy, tuvo su premio en el marcador del Tartiere, con una cómoda victoria ante el Lorca, aunque no acabó de dejar las mejores sensaciones ante un conjunto que jugó en inferioridad durante cerca de una hora.

El técnico jienense se decidió por repetir una alineación que los aficionados llegaron a conocer de memoria con el único cambio de Fabbrini por Aarón Ñíguez. La vuelta a la defensa de tres centrales con Mossa y Johannesson en los laterales se notó sobre todo en la izquierda donde la pareja Mossa-Berjón prácticamente monopolizaron el ataque azul.

El Lorca fue uno de los rivales más débiles que pasaron por el Tartiere pero a pesar del dominio de los locales apenas pudieron generar ocasiones en el comienzo del partido. La más clara la tuvo Berjón cuando encaró con ventaja al meta rival pero se entretuvo en el disparo permitiendo que la defensa se rehiciese y molestara su disparo final.

El minuto clave del partido fue el 35. En ese momento Pina paró en una clara falta a Johannesson cuando intentaba buscar la meta rival. Expulsión del defensor que podría ser rigurosa aunque la amarilla era clara y el jugador ya había visto la primera tarjeta minutos antes.

Justo a continuación Linares aprovechó un balón suelto en el área para rematar de volea a la media vuelta e inaugurar así el marcador.

El partido parecía resuelto y más aún cuando la banda izquierda del Oviedo comenzó a carburar. Entre Mossa y Berjón martilleaban continuamente a la defensa y sus centros al área siempre creaban peligro.

La tónica continuó en la segunda mitad e incluso más acentuada aún. Folch, Linares, Berjón o Fabbrini pudieron ampliar diferencias. El partido parecía encarrilado pero la cortedad en el marcador y que el Oviedo no es un equipo que genere mucho juego ofensivo ante un equipo replegado provocaron que los nervios llegaran al bando local.

El ataque del Oviedo se detuvo en seco y aunque el Lorca no acababa de amenazar a Alfonso Herrero con claridad, la inquietud se implantó tanto en el juego local como en la grada que se impacientaba ante la falta de juego ofensivo con superioridad numérica.

La tranquilidad llegó por fin en el minuto 74 con un nuevo tanto de Linares. Gran jugada de Mossa que se fue de su par para ejecutar un gran centro que remató el delantero con la cabeza, a placer, en el segundo palo.

Partido resuelto con comodidad pero que no acabó de dejar unas grandes sensaciones positivas. Faltó continuidad en el juego de ataque en un equipo demasiado largo pero que logró lo más importante a estas alturas de temporada, los tres puntos.

Resultado corto para los merecimientos de unos y otros, facilitado por la expulsión de Pina pero que no terminó de agradar del todo a los aficionados que acudieron al Tartiere que tuvieron división de opiniones en algunas fases del partido en las que el caudal ofensivo del Oviedo bajaba.

Victoria fundamental de los azules que los coloca con 59 puntos, metido de lleno en la lucha por el play-off. Gran partido de la pareja Mossa – Berjón y dos nuevo goles de Linares que parece haber recuperado el olfato goleador para la fase más importante de la temporada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook