09 de julio de 2018
09.07.2018
 

El nuevo Oviedo da hoy su primer paso

La plantilla está citada en la capital del Principado para empezar mañana el trabajo - El club quiere cerrar la salida de Pucko, Valentini y Cotugno antes de la primera sesión

09.07.2018 | 01:06
Carlos Martínez, en su presentación como futbolista del Oviedo.

El primer paso es sin balón de por medio, una simple cita. Los futbolistas del Oviedo están convocados hoy en la ciudad para empezar mañana por la mañana los entrenamientos de una temporada, la 2018-19, que volverá a contar con Juan Antonio Anquela a los mandos y una misión definida: luchar por el ascenso. Seguramente no se pronuncie públicamente la palabra "ascenso", pero es el destino con el que se sueña dentro del club. El nuevo Oviedo se pone esta semana en marcha, aunque aún le quedan varias piezas por encajar.

Arturo Elías, el jefe desde México, fue el último en hacer referencia a la meta que debe perseguir el Oviedo esta campaña. Fue tras la última jornada liguera, en la que el equipo de Anquela se quedó fuera de la pelea por el ascenso. "Sólo queda hacer las cosas mejor el siguiente año. Finanzas sanas, equipo en Segunda B, gran trabajo en fuerzas básicas, a un punto de play-off. Ahora a buscar el ascenso directo. Gracias a la mejor afición de España", escribió el mexicano.

Con esa idea de fondo, Anquela y los suyos vuelven al tajo mañana en El Requexón en una sesión doble: a las 10.00 y a las 18.30 horas. En el inicio del trabajo están previsto más días como el inicial, con cargas dobles de trabajo. En el primer mes, el objetivo es ir aumentando progresivamente el trabajo físico. Los encuentros amistosos, a lo largo del próximo mes, servirán para empezar a ver cosas sobre el terreno de juego. Los azules se enfrentarán esta pretemporada a tres equipos de Primera División (Alavés, Valladolid y Huesca), dos de Segunda (Lugo y Deportivo) y tres de Segunda B (Vetusta, Ponferradina y San Sebastián de los Reyes).

Para el inicio de los entrenamientos, Anquela tiene once hombres de la temporada pasada que tienen su confianza: el portero Alfonso Herrero; los defensas Johannesson, Forlín, Carlos Hernández, Mossa y Christian Fernández; los centrocampistas Folch (que se incorporará más tarde por su reciente paternidad), Hidi, Aarón Ñíguez y Saúl Berjón; y el delantero Toché. A ellos se sumarán los cuatro fichajes completados hasta la fecha: Champagne, Carlos Martínez, Tejera y Boateng. A ese bloque de quince se unen siete canteranos, con presencia en el primer equipo durante la pretemporada: Gorka, Prendes, Cortina, Jimmy, Asier, Viti y Steven. Además, está la situación de los tres futbolistas con los que no cuenta el club. El Oviedo trata de apurar las últimas horas antes del primer entrenamiento para llegar a un acuerdo con Cotugno, Pucko y Valentini, que buscan un destino en otros clubes.

Otros asuntos pendientes. Al margen de la planificación deportiva, con piezas aún por ensamblar, a la temporada también le quedan otros asuntos que ajustar en lo social. El principal foco de atención del aficionado se sitúa en la campaña de abonados, donde no se esperan grandes cambios respecto a la pasada campaña. Menéndez Vallina, presidente azul, explicó en la última junta de accionistas que "el año que viene, más o menos, van a seguir como están". El objetivo será una temporada más superar los 20.000 abonados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook