13 de septiembre de 2018
13.09.2018

Ibra, opción para la banda azul

"Llevo siete u ocho años sin jugar de extremo, pero estoy para lo que me diga el míster", asegura el senegalés sobre su nueva posición en Mallorca

13.09.2018 | 01:59

Como le sucediese a Joselu ante el Zaragoza en el Tartiere (0-4), Ibrahima, el otro ariete del Oviedo junto con Toché, no tuvo un debut plácido como titular con la camiseta azul. Anquela le dio la alternativa al senegalés en el duelo copero ante el Mallorca en Son Moix (1-0) y probó con él en una posición poco habitual en su carrera. Ibrahima se ubicó inicialmente de extremo derecho, con Toché como única referencia arriba. El atacante se fajó en la presión, pero apenas tuvo oportunidades de ver puerta, con un Oviedo que solo tiró una vez entre los tres palos en todo el partido

En la segunda parte, con el Oviedo ya por detrás en el marcador, Anquela cambió su esquema inicial de tres centrocampistas a un 4-4-2 y el atacante africano se ubicó como punta nato, al lado de Toché. Aunque Ibrahima se ve como delantero centro, como él mismo dijo en su presentación como jugador del Oviedo, su posición como extremo derecho puede añadir un perfil diferente más a las opciones de Anquela. El senegalés se ve apto para desempeñarse donde crea el jienense: "Llevaba siete u ocho años sin jugar en esa posición, pero ahí estaré para lo que me pida el entrenador. Si me sale bien fenomenal y sino a seguir currando", explicó Ibrahima en Mallorca después de la eliminación de Copa del Oviedo. El ariete, de 29 años, ya sabe lo que es jugar como extremo en su anterior etapa en España. Aunque en contadas ocasiones, alterno en esa posición cuando era futbolista de Osasuna (2011-2012) y Atlético de Madrid, en Primera División.

Ibrahima, un tipo muy valorado en lo personal por el vestuario, vivió con amargura la eliminación de Copa. "Es una lástima que nos eliminen, porque hemos hecho una primera parte buena, controlando el tiempo del partido, pero al final del segundo tiempo hemos bajado el ritmo, quizá por el calor. Estamos jodidos, porque teníamos esperanzas de clasificarnos para seguir adelante. Queríamos hacer algo grande por el cumple del míster y ahora tenemos que levantar la cabeza". El senegalés destacó la actuación de Toché, su competencia en el ataque, en el partido contra el Mallorca: "Ha estado muy bien, aguantando la pelota arriba. Cuando juegas así (por el equipo) y no metes el gol ellos te llegan una y te la enchufan", comentó. Quiere ser positivo el oviedista sobre el futuro del equipo: "El equipo ha demostrado que cualquiera puede hacerlo bien. Seguimos vivos y esto es muy largo". También se refirió Ibrahima a la acción del gol del Mallorca, en la que los azules reclamaron una falta previa de Stoichkov a Carlos Martínez, que acabó por los suelos. "Es falta, había saltado Charly (por Carlos Martínez) y le da un empujón, luego rematan bien. Si en Segunda hubiera VAR se habría podido ver...", comentó el senegalés en Son Moix con una sonrisa. Ibrahima, en las cuatro jornadas que van de Liga, ha completado un total de 38 minutos repartidos en dos partidos. Partió desde el banquillo en el debut liguero ante el Extremadura (1-1) y completó los minutos finales de la tercera jornada ante el Cádiz en el Carranza (1-1). Por contraste, se quedó sin minutos frente al Córdoba fuera y en la primera derrota ante el Zaragoza en casa. La Copa, como a los no habituales del inicio de Liga, le ha servido para ganar ritmo de competición y poder estar a tope para Anquela en el menor tiempo posible. La posición de 9, con Toché, Ibra y Joselu, se paga cara, aunque el senegalés también tiene galones de extremo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook