13 de septiembre de 2018
13.09.2018
Segunda División

La resaca de la Copa

La eliminación del Oviedo en Mallorca ha servido para que Anquela ensaye distintas alternativas a las habituales sobre el terreno - Los azules siguen encajando goles y se atascan en ataque; ganan la posesión sin crear peligro, como contra el Zaragoza

13.09.2018 | 01:59

El Oviedo, con su eliminación en Mallorca el pasado martes (1-0), prolongó un largo historial de malas experiencias con la Copa del Rey (desde el año 1994 no llega a cuartos y desde el 2000 a octavos). El entrenador del Oviedo, Juan Antonio Anquela, le otorgaba mucha importancia al torneo del K. O. y los azules han caído eliminados a las primeras de cambio. El vestuario azul veía el duelo en Mallorca como una oportunidad perfecta para resarcirse de la dura derrota ante el Zaragoza en el Tartiere (0-4) y volver a las buenas sensaciones de los primeros partidos. El resultado no es el esperado y las impresiones tampoco han mejorado en exceso. No obstante, el paréntesis en la Liga que el Oviedo ha tenido en Baleares, sí ha servido para que Anquela pruebe alternativas sobre el terreno -sobre todo de jugadores no habituales-, pensando ya en la dura piedra de toque ante el Lugo del domingo en el Anxo Carro (16.00 horas). La resaca de la Copa, dura y aciaga para el Oviedo, deja algunas pistas para el futuro.

Sólo falta Alanís. El efímero paso azul por el torneo del KO, ha servido para que, salvo Oswaldo Alanís -vuelve hoy a Asturias tras estar con México-, debuten en competición oficial todos los jugadores del primer equipo del Oviedo. El meta Champagne y el lateral Carlos Martínez, que hasta el duelo ante el Mallorca no habían tenido su oportunidad, completaron los noventa minutos en tierras baleares. La Copa, como rodaje, ha servido para lograr el pleno en los jugadores de la primera plantilla.

La aportación de El Requexón. La cantera azul tuvo presencia en Mallorca por primera vez en la temporada. Anquela confío el martes en Edu Cortina y Javi Hernández (cedido esta temporada por el Madrid), y ambos se mostraron a un gran nivel. Hernández, que puede jugar tanto de lateral izquierdo como de central, jugó el partido completo en el flanco izquierdo. Por su lado Cortina saltó a Son Moix en el minuto 27 sustituyendo a Tejera, con molestias en los isquios. El ovetense, que en la pretemporada con el primer equipo actuó como pivote, debutó por fin con el Oviedo tras quedarse a las puertas varias veces la temporada pasada. Cortina es el segundo canterano que Anquela hace debutar desde que es entrenador del Oviedo, tras la irrupción el año pasado de Steven, del Vetusta, que llegó a anotar un gol ante el Granada en el Tartiere (2-1).

Falta de ideas en ataque. El Oviedo se quedó en Mallorca sin ver puerta por segunda vez en lo que va de temporada, tras la goleada en casa ante el Zaragoza. Además, como ocurrió ante los maños, los azules acumularon mucha posesión (58%), sin que eso se tradujese en opciones reales de anotar gol (solo un tiro a puerta ante el Mallorca, de Javi Hernández en la primera parte). El propio Anquela admitió la "falta de poderío ofensivo" del equipo, algo que debe corregir el Oviedo en Lugo.

Vuelve Forlín, pero siguen los problemas en defensa. El Oviedo ha encajado gol en todos los partidos que ha disputado hasta la fecha. En Mallorca, otra vez, el rival necesitó muy poco para meter en problemas a la zaga carbayona. Un balón largo que no logró interceptar Carlos Martínez -los azules reclamaron falta local- fue el detonante del definitivo 1-0 de Giner. Una acción, en el método, parecida al primer gol del Zaragoza en el Tartiere, obra de Álvaro Vázquez. La novedad en la defensa fue la aparición de Forlín, que se perfila como central titular en Lugo ante la ausencia de Carlos Hernández, lesionado. Ha llegado el momento del argentino, pieza clave del Oviedo la temporada pasada y hasta ahora suplente habitual esta campaña.

Lugo, "territorio azul" para recobrar sensaciones. El Oviedismo vivirá el domingo en Lugo (16.00 horas) su primer desplazamiento masivo de la temporada. La Asociación de Peñas Azules (APARO) ha fletado seis autocares de aficionados carbayones y aún hay entradas a la venta para el público general en la tienda del club en el Calatrava (25 y 30 euros). Son solo para abonados del Oviedo y cada socio puede retirar un máximo de dos, presentando su propio DNI y el del aficionado (también abonado) destinatario de la entrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook