11 de octubre de 2018
11.10.2018

Al oviedismo le seduce el Wanda Metropolitano

La afición azul espera más de dos horas antes de la apertura de puertas para lograr las entradas

11.10.2018 | 01:27

Meli González logra el éxito en el segundo intento. "Ayer -por el martes- ya vine a la tienda porque había escuchado que ya estaban las entradas, pero no ha podido ser hasta ahora", explica, entrada en mano tras una espera de unas dos horas y media. El martes el club había recibido 3.500 localidades, pero no era hasta la mañana de ayer cuando las ponía a la venta. Meli quiso asegurar la localidad y se plantó en el centro comercial Modoo antes de las 7.30 horas (la tienda abriría a las 10.00). Coincidió en la cola con una amiga, Ana Fernández. Fueron las más madrugadoras.

Y suponen el mejor ejemplo de que el oviedismo tiene ganas de conocer el Wanda Metropolitano, el estadio con más tirón del presente curso. Y el más amplio: tiene cabida para 67.703 espectadores. Allí juega el Rayo Majadahonda mientras su campo habitual, el Cerro del Espino, se acondiciona para la categoría. El viaje a la capital con el viernes como día festivo convierte la expedición en una de las más atractivas del curso.

Lo saben los más de 50 aficionados azules que guardan turno frente a la tienda oficial en el momento en que se abren las puertas. La remesa de 3.500 localidades, que parece que serán suficientes, se vería complementado por otra de 1.700 si fuera necesario. Parece claro que todo oviedista que lo desee podrá estar en el Wanda. Pero los hay que prefieren no arriesgar.

Como Meli, que compra dos localidades, para ella y su marido, José Avelino. Hoy inician el viaje a Madrid, con traslado en coche a León y posterior AVE a la capital. "No me convence mucho el equipo, podríamos estar mejor, pero hay que apoyarlos", dice la seguidora. Ana Fernández también es sufridora. "Todos en mi casa somos oviedistas", remarca. Las dos localidades son para su hijo y su nieto.

Las colas se van diluyendo y dan paso a un goteo constante de seguidores en busca de su tique. El de ayer era el turno de los abonados azules, hoy empieza el de los que no tienen carné. Las previsiones hablan de que serán más de 3.000 aficionados azules. Se podría dar un caso curioso: que los seguidores visitantes superen en número a los locales. Hasta ahora, la media de seguidores en Segunda en el Wanda ha sido de 4.163 aficionados, contando los desplazamientos importantes de aficiones rivales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook