14 de octubre de 2018
14.10.2018

Iriondo, "el Ruso", hace meditar a sus pupilos

14.10.2018 | 00:41

Es el Rayo Majadahonda de Antonio Iriondo un equipo que aspira a ser de autor. El Rayito debutó en la dura Segunda División sin complejos, apostando por el buen trato de balón y siempre buscando ser protagonista. Los madrileños juegan con carrileros en un esquema muy ofensivo. Por la derecha se ubica Isaac Carcelén, 25 años, que es una de las principales bazas del Majadahonda. Nacido en el Puerto de Santa María (Cádiz), Carcelén traslada al verde su personalidad animosa dentro del vestuario.

Lo dicen quienes le trataron en León, su última ciudad en su etapa en la Cultural, antes de fichar este verano por el Majadahonda. Allí guardan un buen recuerdo de Carcelén, tanto en lo personal como en el aspecto deportivo. Junto con el exoviedista Señé, el andaluz fue una de las buenas sensaciones en el buen primer tramo de Liga que completaron los leoneses, que al final de año firmarían el descenso a la categoría de bronce del fútbol español. Un tipo alegre, amante de los animales, muy gaditano, que aporta un gran ambiente al vestuario. Formado en las categorías inferiores del Betis, Carcelén empezó jugando como extremo o interior. Óscar Cano, que lo entrenó en el filial verdiblanco, ha sido su principal valedor en el mundo del fútbol y la persona que lo convenció el año pasado para fichar por la Cultural, cuando el técnico accedió a la dirección deportiva de los leoneses. Carcelén disputó el año pasado un total de 35 partidos (29 como titular), logrando anotar un total de seis goles (cuatro en Liga y dos en Copa del Rey).

Tipo veloz, también destaca por tener un gran golpeo de balón. En la temporada pasada, sin ir más lejos, metió uno de los goles más destacados del año. Fue ante el Reus, a domicilio, en una falta indirecta que acabó con un trallazo a larga distancia que se coló por la escuadra de los catalanes y sirvió para poner el 1-1 definitivo en la octava jornada. Pese a su juventud, Carcelén ya tiene una amplia experiencia en Segunda. Antes de recalar en la Cultural jugó dos temporadas en el Zaragoza, una de las plazas más exigentes de la categoría. Con los maños jugó 50 partidos en dos años, pero no tuvo la continuidad suficiente como para asentarse más temporadas en un club con aspiraciones de ascenso. Tras el fiasco del año pasado con la Cultural, Carcelén se decidió por la oferta del Majadahonda. El sistema de carrileros le viene como anillo al dedo, ya que al andaluz, con un claro perfil ofensivo, parecido a Diegui, y le viene bien jugar con zagueros que le guarden la espalda. De momento, el andaluz ya ha anotado tres goles con los madrileños: uno en Copa ante Las Palmas en las islas (1-2) y dos en Liga, en la derrota ante el Extremadura en el Wanda (1-4) y en la victoria contra el Sporting (2-1). Hoy tendrá enfrente a Saúl Berjón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook