Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambiar de técnico, moneda al aire en Segunda

En los últimos cuatro años, sólo el 49% de los relevos provocó una mejora clasificatoria en la categoría

Lucas Alcaraz ha sido el último en caer (ayer el Zaragoza anunció su destitución y el nombramiento de Víctor Fernández) en una práctica en auge los últimos años en Segunda. El cambio de entrenador se ha extendido como acto reflejo cuando las cosas van mal. Pero, ¿tiene efectos directos en la mejora de los equipos? En la semana en la que más se discute la labor de Anquela en el Oviedo, la cuestión es debatida por el oviedismo. La estadística dice que el relevo en el banquillo no asegura la reacción. Al menos no en los últimos años. Desde 2015 hasta ahora (el plazo en el que el Oviedo ha competido de nuevo en el fútbol profesional), solo el 49,1% de los equipos que han optado por el relevo han mejorado su posición en la tabla.

En estos tres años y medio ha habido 57 cambios en los banquillos: 28 conjuntos mejoraron su posición en la clasificación (el 49,1%), 9 se quedaron en el mismo lugar (15,8%) y hay otros 20 (35,1%) para los que su situación fue a peor.

El ejemplo de esta campaña sirve para ilustrar lo que supone un relevo de entrenador. De los 8 cambios efectuados hasta ahora, solo 4 han servido para mejorar. El caso de José Alberto López en el Sporting es el más claro en cuanto a los aciertos. En la 14.ª jornada, con los rojiblancos en la 14.ª posición, José Alberto sucedió a Baraja. Ahora, el Sporting es noveno. Más ligeras han sido otras mejoras. El Tenerife ha pasado del 19.º al 17.º con el cambio de Etxeberria por Oltra; el Lugo, tras pasar de Javi López a Monteagudo ha escalado del 16.ª al 14ª; y el Extremadura ha mejorado tres puestos (del 21.º al 18.º) con Rodri por Sabas.

Hay dos conjuntos que continúan en una situación similar. El Córdoba y el Nàstic siguen penúltimo y colista con Curro Torres y Martin a los mandos. La misma situación que tenían con Sandoval y Gordillo. Y los hay que han perdido posiciones: Zaragoza y Las Palmas. Los maños eran 16.º cuando salió Idiákez y se contrató a Alcaraz, que deja al equipo en la 20.ª posición, con graves problemas. En Las Palmas, Jiménez fue despedido con el equipo sexto y Paco Herrera ha sido incapaz de enderezar el rumbo: es décimo.

Compartir el artículo

stats