DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El año más esperado

El Oviedo afronta con ilusión un 2019 en el que la deuda quedará a cero, un objetivo perseguido tras la caída en 2003 - La entidad azul busca enderezar su rumbo deportivo y asoman otros retos: del arreglo del Tartiere a los avances en la cantera

Arturo Elías celebra el ascenso a Segunda en 2015 en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo.

Arturo Elías celebra el ascenso a Segunda en 2015 en la plaza del Ayuntamiento de Oviedo. MIKI LÓPEZ

Año nuevo, vida nueva. El Oviedo pone esta madrugada el pie en 2019 con el propósito de dejar atrás los malos resultados y hacerse fuerte en una categoría llena de baches. Las campanadas de medianoche dejan atrás un año convulso en lo deportivo e histórico en lo económico. El reto para 2019 que entra concierne a los futbolistas y al entrenador, los encargados de intentar llevar al Oviedo a Primera División. Pase lo que pase en junio, el nuevo año traerá nuevos hitos para los carbayones. La aventura de 2019 empieza en Soria el siete de enero, con todo en juego para los azules.

El penúltimo año del objetivo deportivo de la propiedad. Arturo Elías, máximo responsable del Oviedo, dejó clara hace poco más de dos años su intención deportiva con el equipo azul. Con Fernando Hierro a frente de la nave, los carbayones, en la temporada 2016-2017, estaban en el año dos de un máximo de cinco para estar en Primera. 2019 será, por tanto, el penúltimo año antes de llegar a la fecha límite: 2020.

El reto de Anquela. El entrenador del Oviedo acabó 2018 muy cuestionado, y, tras salvar la papeleta en el último partido del año, comienza 2019 en el cargo, pero en una situación de debilidad por los malos resultados. En el año que entra, para Anquela el reto es doble: acabar la temproada al frente del equipo azul e intentar ascender a Primera con el Oviedo. Desde Antonio Rivas en el año 2005 ningún técnico carbayón completa dos temporadas seguidas. Anquela intentará evitar en 2019 la trituradora de banquillos que ha sido el Oviedo desde que salió fuera del fútbol profesional, fruto sobre todo de las prisas de un club que jugaba en categorías (2ºB y Tercera) que no le correspondían.

Más cerca de un siglo de vida. Hace tiempo que en el Oviedo cumplir años no es un motivo más de celebración. La fiesta del aniversario azul, que desde hace varias temporadas reúne a aficionados oviedistas de todo el mundo, es una forma de mostrar que el club perdura, cuando hace no tanto la simple supervivencia parecía una quimera. En 2019 el Oviedo cumplirá 93 años, pero ahora tiene mucha más salud que en épocas recientes y un futuro prometedor por delante.

Del Olmo, cinco años en Oviedo. El máximo responsable del Oviedo en la ciudad cumplirá en 2019 cinco años en el club. Joaquín del Olmo, el hombre que tiene la total confianza de Arturo Elías en Asturias, fue nombrado director deportivo del Oviedo el 18 de enero de 2014. La llegada del exfutbolista mexicano al club significó la primera piedra en la intención del Grupo Carso de gestionar directamente la entidad, tanto la faceta económica como la deportiva. Del Olmo, apoyado por el secretario técnico Ángel Martín González, el presidente Vallina y los consejeros, y también por César Martín, el director de relaciones institucionales, afronta su quinto año tras una etapa en la que ha convivido con dos secretarios técnicos (Carmelo del Pozo y Martín González) y seis entrenadores (Granero, Egea, Generelo, Hierro y Anquela).

Los derbis, normalizados. 2018 fue el año del regreso de los derbis ante el Sporting en el Tartiere tras un periplo de quince años sin encuentros oficiales ante el máximo rival. El año pasado, en cuanto a derbis, ha sido de sobresaliente para el Oviedo, alzándose con la victoria en los dos encuentros disputados en el feudo azul, en febrero y en noviembre, con el mismo resultado (2-1). En 2019 habrá, al menos, otro derbi ante el Sporting en el Molinón, el fin de semana del 24 de marzo.

El año de las primeras obras en el Tartiere. En 2019, en principio, si los plazos administrativos no lo impiden, deberían llevarse a cabo varias obras relacionadas con el estadio del Oviedo. El tripartito que gobierna la ciudad (PSOE, Somos e IU) reserva una partida de 500.000 euros para el Tartiere y el club azul deberá elegir entre la creación de un acceso a modo de rampa desde La Ería o continuar con las mejoras del interior del Tartiere. En principio, la segunda de las opciones tiene más fuerza para este año.

La cantera, a por más. 2019 también se presenta como un año para seguir creciendo en la cantera. El Vetusta ascendió en 2018 a Segunda B 16 años después y concluye el año como un tiro: cuarto en posición de play-off. Los de Javi Rozada afrontan 2019 con ilusión, tranquilidad, y el objetivo de proporcionar jugadores al primer equipo.

Adiós a un 2018 de logros económicos. Con mucho por cumplir en 2019, el año que se va será recordado, sobre todo, por el logro de la deuda cero de la entidad. Impensable hace poco tiempo, el Oviedo ya no tiene ataduras económicas tras un largo periplo por el fútbol amateur.

Compartir el artículo

stats