18 de enero de 2019
18.01.2019
La Nueva España

El tripartito deja sin aprobar la propuesta para ceder las marcas al Real Oviedo

El Alcalde pospone la votación en junta de gobierno de la última oferta (240.000 euros por seis años) a la espera de un acuerdo con el club azul, otra vez en medio de una batalla politica

18.01.2019 | 12:18

El tripartito ovetense (Somos, PSOE e IU) ha pospuesto esta mañana la aprobación de la última propuesta sobre las marcas del Real Oviedo: una cesión al club por seis años a cambio de 240.000 euros. La discusión y votación del asunto estaba prevista hoy en el punto cuarto de la junta de gobierno, pero no se produjo. Cuando se llegó a ese punto, el Alcalde, el socialista Wenceslao López, pidió aplazar la votación a la espera de un acuerdo con el Real Oviedo. El regidor tomó la decisión anoche tras una conversación telefónica con la entidad azul y esta mañana se la trasladó a sus socios.

Al club azul no le satisface la propuesta y no aceptará ninguna otra hasta conocer su propia tasación, que encargó hace semanas y que todavía no ha recibido. La tasación municipal, adelantada por este diario el pasado mes de junio, cifra el valor de las marcas es de 4,8 millones, 1,8 millones más de la cantidad que pagó el consistorio en 2009 para adquirirlas.

La proximidad de las elecciones y la posibilidad de que cambie el gobierno también juega un papel clave: el Oviedo, que ya ha escuchado propuestas alternativas de los dos partidos en la oposición, no se precipitará. No obstante, hay cierta urgencia en resolver este asunto porque el convenio de cesión lleva caducado más de un año.

Sin acuerdo a la vista con el Oviedo, el tema de las marcas acelera en el escenario político ovetense. Con las urnas a la vuelta de la esquina, los intereses asoman desnudos y los partidos se pelean por quedar bien con el Oviedo, el club de la ciudad y que vuelve a estar en el centro de la batalla política.

El pulso se hizo de nuevo ayer evidente en el gobierno local. PSOE e IU trabajaron la citada propuesta, validada por el departamento jurídico y con informes favorables de fiscalización. Ambos partidos sostienen que, desde el punto de vista legal, es difícil encontrar otra solución al tratarse de un bien público. Se muestran abiertos a encontrarla y respaldan la postura de no hacer ningún negocio con las marcas, pero quieren una solución "siempre en base a la legalidad".

Somos, por su parte, se limita a asegurar que desconoce todo lo relacionado con el Oviedo y que, en este tema, no se cuenta con ellos para nada. La formación de Taboada repite discurso: pide una "cesión a precio simbólico" pero, como es consciente de que eso no es legal, no propone ninguna fórmula concreta para llevarlo a cabo. Esta postura enfada a PSOE e IU, que acusan a Somos de no tener "voluntad real" de solucionar el asunto y de "buscar titulares usando al Oviedo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook