01 de febrero de 2019
01.02.2019

Mossa pasa la noche en el hospital

01.02.2019 | 01:19

"La Pantera" azul, salvo contratiempo de última hora, vuelve al ruedo el domingo (16.00 horas) para recibir al Cádiz en el Tartiere. El entrenador del Oviedo, Juan Antonio Anquela, no quiso correr ningún tipo de riesgo con la recuperación de Ibrahima Baldé después de su rotura de fibras hace mes y medio.

El senegalés, que antes de su lesión estaba siendo una de las principales armas ofensivas del Oviedo, ya se encuentra totalmente recuperado, con ritmo después de dos semanas entrenándose con el grupo y preparado para reencontrarse con el gol. Ibra, que lleva tres dianas y tiene el mejor promedio anotador del equipo (un tanto cada 235 minutos ), espera regresar a un equipo que actualmente juega sólo con un delantero, Joselu. "Estoy a tope, preparado para darlo todo si así lo piensa el míster. Tenemos que ir a por todas en la segunda vuelta, cada punto cuenta", explicó ayer Ibra, rebosante de buen humor, su estado natural, tras el entrenamiento del Oviedo en El Requexón.

Joselu, su compañero en el ataque, dijo el miércoles que echaba de menos poder gozar de más ocasiones en los partidos, un razonamiento con el que coincide Ibra: "Los delanteros siempre queremos tener remates y ocasiones. Si ganas un partido sin tirar a puerta estás contento, pero llegas a casa fastidiado en lo personal, aunque pensando que como equipo lo importante es ganar. Yo estoy en el área para todo lo que me pueda caer. En esta Liga es complicado que te dejen tener ocasiones, hay que buscárselas o estar en el momento justo. Pero lo que dice Joselu es verdad. Ir a casa y no tener ocasiones le toca un poco a un delantero", admitió el ariete, que no juega desde el encuentro ante el Granada a finales de diciembre.

El senegalés se perdió el fin de año, cuando el puesto de Anquela estuvo en el alambre, y también se ausentó de la recuperación del equipo, con tres victorias consecutivas antes de caer derrotado en el último encuentro ante el Zaragoza en La Romareda (2-1). "Estaba en un momento bueno cuando me lesioné. Yo ni sabía que estaba lesionado, cuando llegué aquí y me lo dijeron me fastidió. Cuando estoy fuera sufro mucho, en los partidos de casa no puedo ni sentarme", explicó el senegalés.

"Suerte a Boateng en el Alcorcón". Ibra aprovechó su intervención para comentar la marcha de Boateng como cedido al Alcorcón. "Me sorprendió un poco, pero al final hay decisiones que las toma el jugador o el equipo... No puedo meterme en ese tema, sinceramente no sé nada. Era un buen compañero, muy positivo. Si ha pasado algo ahí atrás con él, la verdad no sé nada. Le deseo mucha suerte y ojalá que tenga en Alcorcón lo que fue a buscar. Yo quiero que el Oviedo suba, es mi objetivo y el de cualquiera que está aquí. Tenemos que pensar en nosotros, ya no podemos contar con los que están fuera. Ascender es mi objetivo y el de cualquiera que esté aquí", finalizó el ariete del Oviedo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas