El Oviedo regresó esta tarde a los entrenamientos en El Requexón tras disfrutar de dos días y medio de descanso después del dulce punto, por cómo jugó el equipo, cosechado en Albacete, líder hasta entonces. Antes de la sesión, el lateral Carlos Martínez, que se ha hecho con un puesto en el carril derecho, atendió a los medios para analizar la realidad del Oviedo y hacer un llamamiento a la calma. “Para mí es más importante mantener la calma cuando las cosas van bien que cuando marchan mal”, aseguró el navarro.

Carlos Martínez valoró de forma positiva el punto sacado del Belmonte. “Tuvimos ocasiones, como dos balones a los palos. Supimos defender y estar juntos cuando ellos apretaron más. La base en Segunda, como en todas las categorías, es mantener la puerta a cero”, analizó. “El partido de Albacete fue reñido, hicimos un buen trabajo en el campo del líder. Estamos contentos por la solidez del equipo, ahora se trata de hacer bueno el punto este domingo”, añadió. “El domingo debemos salir a por los tres puntos, pero va a ser duro, como los últimos partidos en casa. Creo que de aquí al final de temporada todos los partidos tendrán el mismo guion”, sentenció.