03 de marzo de 2019
03.03.2019

Anquela: "No supimos interpretar el partido"

"Nos metimos atrás y perdimos el balón; Son pecados capitales que se pagan", explica el entrenador del Oviedo sobre el empate ante el Lugo

03.03.2019 | 20:26
Anquela.

Juan Antonio Anquela lamentó la ocasión desperdiciada en el Tartiere, en un choque que se definió con un zarpazo del Lugo en el último suspiro. Un desenlace que duele más.

Cambio de imagen.
"Bajamos la intensidad, nos metimos atrás, perdimos el balón. Son pecados capitales que se pagan. No supimos interpretar el partido. Tuvimos opciones para marcar el segundo y no lo hicimos. Es justo que el Lugo haya empatado".

El resultado.
"Estábamos muy atrás, tuvimos el 2-0. Tras esa jugada, hay un rechace que en vez de tenerla la volvemos a meter. Hay que saber usar las cosas que te da el fútbol. En la segunda parte no jugamos bien pero no pasamos agobios, solo al final que ellos empujaron".

La situación en la tabla.
"Así es la Segunda, muy complicada. Empatamos con el Lugo y parece que es un cualquiera. Este equipo hizo partidos buenos fuera, fue el peor ha jugado de los últimos. Y ha sumado un punto merecido porque no supimos leer el partido. Intentamos hacer cambios para tener el balón".

El sufrimiento final.
"Con el doble cambio, el Lugo siguió jugando igual. Ocasiones de gol han tenido pocas. No hemos sabido jugar con la ventaja. Hemos estado muy cerca de ganar. Se nos ha escapado y duele mucho, pero esto sigue. Hay que seguir en la pelea. El problema es que no nos enteramos que en Segunda no hay rival que sea superior que otro".

Cosas positivas.
"Vamos recuperando gente, ya tenemos más. Hay que saber administrar eso. No estuvimos muy afortunados en esa faceta".

Un paso atrás.
"Creo que los cambios más ofensivos es imposible. Cambiamos los tres de arriba, con gente de más calidad. A veces sale bien y otras mal. Nos ha faltado poco para ganar: en la primera parte tuvimos tres para marcar. Y en la segunda, un mano a mano clarísimo. Hay que estar tranquilos, seguir peleando y no bajar nunca la guardia".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook