10 de marzo de 2019
10.03.2019

"Duele caer en un despiste"

"Fue un partido de pelea, de muchas faltas y poca continuidad", asegura Toché | "Casi todo eran pelotazos", dice Ramos

10.03.2019 | 00:08
Alanís, Tejera, Champagne y Javi Muñoz saludan a los aficionados del Oviedo al final del encuentro.

La derrota del Oviedo en Mallorca duele por las condiciones en las que se dio. En primer lugar, ante un rival directo en la pelea por estar en el play-off. Con el triunfo, los bermellones adelantan a los de Anquela relegándolos a la octava plaza, que puede ser novena si el Alcorcón gana hoy en su visita al Rayo Majadahonda. En segundo lugar porque aumenta el mal momento de resultados de los azules. Tras un inicio de año espectacular que les situó como el conjunto más en forma de la categoría, ahora acumulan tres semanas sin ganar (2 puntos de los últimos 9 en juego). Y en tercer lugar, y por encima de las demás, por la manera en la que llegó la derrota. En un choque sin chicha, con escaso juego y ninguna ocasión, el partido se define en una acción a balón parado en la que el Oviedo dio muchas facilidades. "Duele porque ninguno de los dos estábamos teniendo ocasiones claras y su gol llega en lo que pareció una falta de atención en ese momento. El Mallorca trabajó bien esa acción, pero parece que le pega mal a la pelota y acaba entrando", se lamentó Toché, titular otra vez dos meses después.

Para el murciano, el encuentro siguió el guión esperado por los dos equipos. "Sabíamos que sería así, un partido ante un rival muy difícil, que ha defendido muy bien y no nos ha dejado tener el balón. Sabíamos que sería de pocas ocasiones, pero duele caer en un despiste, en una jugada de estrategia", analizó el capitán carbayón. Y añadió: "Fue un partido de pelea, de muchas faltas, y poca continuidad en el juego. No estábamos cómodos ninguno de los dos. Es una pena que nos ganen como lo han hecho". Sobre las opciones al play-off, Toché lo tiene claro: "A todos nos cuesta, pero creo que hasta el final estaremos en la pelea, no queremos descolgarnos. Este rival estará con nosotros y nos vamos disgustados". Omar Ramos fue otra de las novedades en el once ideado por Anquela. El canario disfrutó de la titularidad tras haber recuperado el ritmo en las últimas semanas. Pero su puesta en escena fue en la misma línea que la del equipo, con mal sabor de boca. El extremo analizó lo que había sucedido en parecidos términos a los de Toché. "El Mallorca ha hecho mejor las cosas para ganar. No hemos tenido ocasiones y el control del choque ha estado de su lado", expuso el canario minutos después de que se confirmara la segunda derrota en lo que va de año. Para Ramos, el juego ofensivo de los azules no fue el deseado: "Hemos tenido muy poco el balón arriba. Casi todo eran balones largos, a la peinada. Así es difícil hacerte con la pelota. El Mallorca es un buen equipo y es muy complicado ganarle en su campo. Ellos lo han hecho bien porque nos han presionado para obligarnos a jugar en largo. Casi todo eran pelotazos". El canario ofrece la única salida al mal momento de los azules: "Hay que olvidar ya este partido y pensar en el siguiente. No queda otra".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook