Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El play-off pasa por el Tartiere

El equipo tenía cifras similares el año pasado a estas alturas y acabó como el tercer mejor local | El Oviedo quiere enderezar el rumbo en casa en su peor temporada como local desde el ascenso

Tejera, Joselu, Viti y Alanís, en la victoria contra el Nàstic en el Tartiere.

Tejera, Joselu, Viti y Alanís, en la victoria contra el Nàstic en el Tartiere. IRMA COLLÍN

El Oviedo, como el resto de aspirantes al play-off de ascenso, afronta los últimos ocho partidos con pocas certezas. Pasa en una categoría tan igualada como la Segunda División, donde un solo gol -le pasó al Oviedo la campaña pasada- puede dejarte sin el objetivo de la temporada. No se

El rendimiento del Oviedo esta campaña en el Tartiere está alejado del de temporadas atrás. A estas alturas, los azules tienen los peores números en casa desde el ascenso. Como locales tienen 31 puntos -ocho victorias, siete empates y solo dos derrotas-. En las anteriores tres temporadas en Segunda el Oviedo había sacado más puntos en el Tartiere a estas alturas (34 con Egea y Generelo; 39 con Hierro; y 34 la campaña pasada con Anquela ).

En el ranking de mejores equipos en casa el Oviedo figura el 11º clasificado. El aspecto positivo para los de Anquela es que están a tiempo de todo. A tiempo de meterse en play-off y con cuatro partidos en Oviedo para levantar una fortaleza de local que permita un play-off. El precedente del año pasado es inequívoco: a estas alturas el Oviedo era el 9º mejor equipo de Segunda en casa y sólo tenía tres puntos más que ahora. Los carbayones acabaron, no obstante, como los terceros mejores en casa. Ganaron, además, las tres últimas citas ante rivales sin nada en juego: Lorca, Sevilla Atlético y Huesca.

Con las cuentas en la mano, teniendo en cuenta la proyección de puntos de años atrás, al Oviedo casi le sería suficiente ganar todo lo de casa y rascar algo mínimo fuera para acabar disputando un ascenso vía play-off. A los azules, en esta campaña, se les han ido varios puntos en casa que parecían garantizados. En los últimos tres empates en casa: contra Las Palmas, Deportivo de La Coruña y Lugo, el Oviedo logró ponerse por delante en el marcador pero acabó concediendo un punto. Algo parecido le sucedió también contra el Extremadura (1-1) en la primera jornada. Es el partido que más le dolió a Anquela no ganar. En el encuentro contra el Málaga (0-0), con el futuro del jienense en el aire, el Oviedo gozó de las mejores oportunidades pero no logró abrir la lata. Únicamente en el empate ante el Elche de la sexta jornada (1-1) el Oviedo propuso menos que su rival.

Los azules, en casa solo perdieron dos encuentros, en los que tuvieron menos llegadas que su rival: 0-4 contra el Zaragoza y 1-2 contra el Almería.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats