25 de mayo de 2019
25.05.2019

El asalto pendiente al play-off

Desde el ascenso de 2015 hasta ahora, el Oviedo ha pasado 62 jornadas (el 38% del total) en puestos de promoción o de ascenso | En las temporadas más recientes, el equipo nunca ha estado entre los seis primeros en el último mes de competición

25.05.2019 | 00:12

Si se observa el gráfico que acompaña esta información, se puede percibir que en las cuatro líneas hay ciertos paralelismos. Las líneas corresponden a los cuatro últimos años del Oviedo en Segunda y se caracterizan por un inicio a la baja, un repunte a mitad de curso y el asentamiento en la zona noble cuando la temporada ya está avanzada. También tienen en común otra cosa, para desgracia del oviedismo: las trayectorias tienden a estacarse fuera de los seis primeros cuando la competición encara la recta final. Ese es el reto mayúsculo al que se enfrenta el Oviedo en las tres últimas semanas: lograr el asalto definitivo a la zona de play-off. El paso definitivo.

Desde su ascenso en Cádiz en 2015, el Oviedo se ha acostumbrado a asentarse en la zona noble. Los números son llamativos: de las 165 jornadas transcurridas desde entonces en Segunda, los azules han estado 61 en zona de play-off y una en ascenso directo. La cifra supone el 38% del total de fechas, un dato significativo. Pero los datos también ofrecen una lectura interesante: ninguna de esas 62 jornadas ha sido en el último mes de campeonato. Todas las campañas se estropean al final.

El curso en el que el equipo se asentó mejor en el play-off fue la primera tras el regreso, la 2015-16. Todo marchaba plácidamente hasta la salida de Egea. El Oviedo durmió en 26 de las 42 jornadas en el play-off. La cifra descendió al año siguiente, con Hierro como jefe: 18 jornadas entre los seis primeros. Pero se vio una situación novedosa: en la 13.ª jornadas, el Oviedo era segundo. En la primera tentativa de Anquela, 2017-18, el camino fue similar, con 14 semanas en los puestos de privilegio.

Colarse entre los seis primeros podría darse incluso este próximo fin de semana. El Oviedo, que solo ha estado cuatro jornadas esta campaña en puestos de play-off, necesitaría de una carambola que, a la luz de la igualdad reinante en la categoría, no parece tan improbable. Para que el Oviedo se cuele en el play-off ya debe ganar en Tenerife, todo parte de ese primer paso. Además, deben acompañar un par de resultados: que el Cádiz pierda en Los Cármenes en Granada (domingo a las 19.00 horas) y que el Deportivo no le gane al Mallorca en Riazor (lunes a las 21.00 horas).

A 5 puntos de mejorar el curso pasado. El Oviedo de Egea navega en estos momentos en la octava plaza, con 60 puntos en su casillero, con un objetivo entre ceja y ceja: meterse en el play-off. Y esa carrera por meterse entre los seis primeros puede llevarle a mejorar los registros de los últimos cuatro años en Segunda. La puntuación le sirve, de momento, para superar los registros del primer curso, el 2014-15, con Egea y Generelo en el banquillo. El listón de la 17-18, con Hierro, también está cerca: a solo un punto. Algo más lejos está el número de puntos alcanzado por el Oviedo de Anquela de la temporada pasada, cuando el equipo se quedó fuera del play-off por una cuestión de goles. Aquel equipo hizo 65 puntos, 5 más que el actual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook