07 de junio de 2019
07.06.2019
Entrenador del Oviedo

Egea: "El Sporting tiene que defender su integridad"

07.06.2019 | 00:52

Sergio Egea, temple por bandera, sacó ayer pecho a su manera. El entrenador del Oviedo sostuvo siempre -incluso tras las derrotas ante el Málaga y el Tenerife- que había que tener fe y optimismo en el play-off. Que todo era posible. Las opciones siguen siendo mínimas -de un 1,65% de posibilidades hace una semana a un 7,4% tras la agónica victoria ante el Majadahonda-. Pero el Oviedo llega vivo a la última cita del año ante Osasuna en El Sadar.

"Tenemos que hacer nuestro trabajo y buscar el triunfo contra un equipo que salió campeón por merecimientos propios. Hay que pensar en nuestra actuación, que es lo más importante. Siempre he creído que todo es posible, a mi alrededor no. Yo siempre he tenido fe y he sido muy optimista. Debemos ganar, eso no se puede quitar. Siempre he creído en los futbolistas del Oviedo, que son muy profesionales. El club está bien representado y llegamos a la última cita con opciones. Dependemos de otros dos equipos, vamos a tener fe y ser optimistas", dijo Egea. El destino del fútbol provoca que el Oviedo juegue mañana en tres campos a la vez. Los azules necesitan sumar tres puntos en El Sadar, que el Cádiz no gane en Gijón al Sporting y que el Dépor pierda en Riazor contra el Córdoba.

Depende el Oviedo, pues, del máximo rival, el Sporting, y Egea, que no ha vivido ningún derbi con los azules ante los gijoneses (sí ante el Sporting B), confía en la integridad de los vecinos. "Creo firmemente en la profesionalidad de los jugadores. El Sporting es un club de mucha solera también. Ellos tienen que defender su integridad y competir de la mejor manera. Tanto el Sporting como el Córdoba son instituciones grandes y sus futbolistas grandes profesionales, que competirán por un resultado positivo para su club", dijo el argentino.

El Oviedo, resultados en otros escenarios al margen, necesita cumplir ganando en El Sadar. Una tarea que no será sencilla, en un estadio lleno, celebrando una temporada sobresaliente. Egea insistió en centrarse en lo que está en la mano del Oviedo y esperar lo demás. "En el fútbol todo puede pasar. El otro día pensábamos que el Extremadura no iba a ganar y lo logró. Nosotros debemos hacer los deberes, después todo puede pasar en el resto de campos. El martes competimos muy bien contra un equipo que se jugaba el año, ahora vamos a vernos contra un equipo campeón". "Ganar como sea", dijo preguntado sobre la versión adecuada del equipo. "El Oviedo durante diez meses ha dado muchas buenas versiones. Hay que competir de la mejor manera y tener algo de fortuna, traernos los tres puntos y luego ver qué sucede en otros lugares", resumió.

El técnico lamentó no tener el respaldo de un desplazamiento masivo del oviedismo a El Sadar. "Me acabo de enterar de que no va gente nuestra, es una lástima. Ha surgido un inconveniente. Nosotros siempre jugamos para la afición, para que la gente esté contenta. Intentaremos darles una alegría", remató. Egea dejó abiertas las opciones en el panorama táctico, aunque todo hace indicar que repetirá el esquema de los dos delanteros. "La idea es la misma. Ellos juegan con un 4-2-3-1. Todo el fútbol se genera en el centro y no queremos tener inferioridad numérica en ese apartado. Nosotros cuando tenemos la pelota jugamos con dos delanteros, y cuando no, uno de los dos se encarga de la contención defensiva", recalcó. Sobre el futuro, tras la reunión en Madrid con Del Olmo, Michu y Arturo Elías, Egea dijo que su continuidad no está asegurada. "La reunión fue para clarificar cosas, nos dimos información entre todos. Esto es grupal. Fue un intercambio de opiniones para seguir creciendo, porque el Oviedo no para. Pero no se cambió nada de los siete partidos, el horizonte sigue igual", finalizó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook