28 de junio de 2019
28.06.2019

Acuerdo con Sangalli

El Oviedo se asegura el fichaje del extremo a falta del reconocimiento médico y la firma del contrato

28.06.2019 | 01:17
Marco Sangalli, a la derecha, en su etapa con el Mirandés, disputa un balón con Mosquera, del Deportivo de La Coruña.

Marco Sangalli será jugador del Oviedo la próxima temporada, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA. El extremo derecho, de 27 años, ha llegado a un acuerdo con el conjunto azul y tan solo falta que estampe la firma y que a continuación pase el reconocimiento médico con el Oviedo para que sea oficialmente jugador azul. El club se había marcado como uno de sus principales objetivos la incorporación de un jugador que marcó la diferencia la pasada temporada en el Alcorcón, un equipo que sorprendió en la primera vuelta por su gran rendimiento. Los madrileños llegaron a ser líderes durante tres jornadas (entre la 14ª. y la 16ª).

La principal dificultad que ha tenido el Oviedo y que finalmente ha podido sortear ha sido el interés que también había mostrado el Mallorca por el atacante de San Sebastián. Un interés que decreció después de que el club balear consumara el acenso a Primera División tras doblegar al Deportivo de La Coruña en la final de la promoción de ascenso. El club azul aprovechó las dudas del Mallorca para redoblar sus esfuerzos por Sangalli y finalmente el jugador ha dado el sí.

Michu, secretario técnico del Oviedo, se desplazará este fin de semana a Madrid para formalizar el contrato. El jugador, que en estos momentos está de vacaciones, también podría trasladarse hasta la capital de España para poner la rúbrica al contrato que le unirá la próxima temporada al equipo que entrena Sergio Egea. Así las cosas, si no hay ningún contratiempo, Sangalli estará a las órdenes del entrenador argentino el próximo 8 de julio, día que comienza la pretemporada azul.

El extremo derecho vasco cuajó una gran temporada con el Alcorcón, disputando 36 partidos, todos ellos de titular. En el conjunto alfarero, Sangalli estuvo a las órdenes de Cristóbal Parralo, exjugador del Oviedo, y del gijonés y exjugador del Sporting Manjarín, que hacían de primer y segundo entrenador del Alcorcón en la recién concluida temporada. Fue precisamente Cristóbal Parralo el que confío ciegamente en Sangalli después de una primera temporada en el Alcorcón en la que jugó 28 partidos y tan solo 14 de ellos como titular a las órdenes de Julio Velázquez. Antes del Alcorcón, Sangalli pasó por el Mirandés, donde estuvo dos temporadas en Segunda, y antes por el Alavés. Al conjunto vitoriano llegó procedente del club del que es canterano, la Real Sociedad, equipo con el que llegó a debutar en Primera División, categoría en la que jugó dos partidos, uno de ellos en el Camp Nou ante el Barcelona y además de titular (perdieron 4-1). Precisamente en la Real Sociedad juega su hermano, Luca, un centrocampista de 23 años que ha formado parte del primer equipo del club guipuzcoano disputando 18 partidos y marcando un gol.

Marco Sangalli se va a tener que jugar el puesto con jugadores importantes en la plantilla azul, como son Saúl Berjón y Omar Ramos, y con canteranos que vienen pisando fuerte, como Borja Sánchez y Viti. También falta por saber qué sucederá con Yoel Bárcenas, otro extremo de mucho talento que el Oviedo quiere que siga la próxima temporada. Es cierto que en un dibujo con cinco defensas, situando a dos carrileros, Sangalli podría incluso colocarse como lateral derecho.

El que será nuevo jugador azul destaca por sus cualidades físicas. Un extremo rápido, capaz de encarar a los defensas y conseguir ventajas gracias a su potencia. Un futbolista que podría dar casi por cerrada la parcela ofensiva. En ese sentido, el Oviedo trabaja ahora para que Bárcenas siga la próxima temporada vistiendo de azul y en encontrar un delantero que aporte goles al equipo de Sergio Egea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas