11 de julio de 2019
11.07.2019

Sangalli: "Quería algo puntero y el Oviedo tiene una ciudad detrás"

El extremo azul destaca la magnitud del club en su puesta de largo y le agradece a Michu su buen "feeling"

11.07.2019 | 01:04

Media sonrisa, flanqueado por Michu (su gran valedor en el club), con el polo del Oviedo y tras darse un baño de masas en el campus, Marco Sangalli (San Sebastián, 1992) tuvo ayer su puesta de largo como nuevo jugador carbayón. El extremo azul, el primer fichaje del mercado, lucirá el dorsal "8", que liberó Folch, y llega a Asturias por dos años procedente del Alcorcón.

De un club humilde, con menos foco que el Oviedo, a un equipo que quiere aspirar al ascenso a Primera División. Un salto en su carrera, como reconoció ayer Sangalli, que no paró de lanzarle piropos a la magnitud de su nuevo club. "Quiero darle las gracias al Oviedo y a Michu por la confianza en mí. Llevaba tiempo buscando un club puntero de la categoría. El Oviedo es uno de los históricos, estoy muy contento de estar aquí. Es bonito venir a un equipo donde sabes que hay una ciudad detrás. Tiene presión, pero creo que se puede traducir en algo importante durante el año. Para mí es muy bonito estar aquí", reconoció el extremo, que contaba con otras ofertas en Segunda División, "me gustaba el Oviedo".

Sangalli ha sido el primer fichaje de la etapa Michu en el Oviedo. El secretario técnico carbayón confía en las condiciones del extremo, le sedujo con el proyecto deportivo e incluso pidió opinión a David Fernández, ex jugador azul que coincidió el año pasado con Sangalli en el club alfarero. "Tuvimos conversaciones los dos (con Michu), el feeling que hubo fue importante para estar aquí. El club trabaja bien en ese aspecto", reconoció el donostiarra, que también descubrió los consejos que le dio David Fernández para fichar por los azules, "fue una de las personas que me apoyó y reforzó la idea de venir aquí. Además de ser excompañero es un gran amigo, sus referencias han sido siempre espectaculares", apuntó.

Sangalli es un extremo clásico, rápido y vertical, que también puede jugar de lateral. Se intentará hacer con un puesto muy codiciado en el Oviedo de Egea, que cuenta con Berjón, Bárcenas, Omar Ramos, Viti (podría salir cedido) y Borja Sánchez para las alas. Sangalli acepta el reto y valora de forma positiva la competencia: "Intentaré dar lo mejor de mí mismo: Aportar al equipo y ser un jugador de grupo. "La competencia siempre es buena, la Segunda es muy larga. Cuanta más opciones haya mejor para el equipo y para el entrenador", dijo Sangalli.

No rehuyó el donostiarra, consciente de las aspiraciones del club, al contestar sobre cuál es el objetivo del Oviedo en la próxima campaña. "El objetivo del Oviedo siempre es crecer. Aquí, la gente, desde el primer año que subieron seguramente estaría pidiendo el ascenso. Si no se asciende puede ser un fracaso... Pero si cada año fracasas, fracasa mejor (en relación al periplo del Oviedo en Segunda en esta etapa, a un paso del play-off de ascenso). El Oviedo tiene que seguir creciendo, consciente de que el camino tiene que ser bueno. Es un camino largo que llevará su tiempo, pero en algún momento se puede conseguir".

El Tartiere, para Sangalli, debe ser un arma contra los rivales: "Es el campo más espectacular de Segunda", les dijo a los niños oviedistas del campus. "Para nosotros tiene que ser un punto a favor", recalcó después en el Tartiere.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook