11 de agosto de 2019
11.08.2019
Oviedo 12Alavés

Egea agita al Oviedo

Los azules, con un nuevo sistema, caen ante el Alavés en el estreno como goleador de Ortuño en su primer partido en el club

11.08.2019 | 01:06

Si se trataba de llegar con buenas sensaciones a Riazor, el Oviedo aprobó ayer en Avilés ante el Alavés, de Primera División. Perdió (1-2), pero convenció. En una tarde de estrenos, tanto de sistema como de vestimenta (el Oviedo estrenó la zamarra azul), Egea dio una vuelta al dibujo a solo 8 días del gran estreno. Un trivote. Por ahí pueden ir los tiros para el reencuentro contra Anquela. Esa fue la principal novedad en el Suárez Puerta. Esa, y la irrupción de un sensacional Edu Cortina y también el estreno de Ortuño, que fue titular pocos días después de aterrizar y solo necesito 4 minutos para ver puerta. El Oviedo estuvo mandón en todo el primer acto. Únicamente un fallo en la salida de balón le hizo no marcharse con ventaja en el marcador. Los azules, carentes de pegada en todo el verano, transformaron en gol la primera aproximación clara. Ortuño, en su primera intervención, cazó un mal despeje en el área del Alavés y fusiló a la red de Álex.

Era el minuto 4. Si Egea decía que el gol, o se tenía o no, con Ortuño tiene ese caso. El murciano lo tuvo en su carrera. Ahora quiere recuperarlo en Oviedo. Ayer, además del gol, dejó buenos movimientos y juego de espaldas. La ventaja le duró al Oviedo cinco minutos. Christian se equivocó en un pase fácil, el balón le cayó a Rioja, que con la zurda la incrustó en la red de Alfonso. El balón rozó en Diegui antes de entrar. No notó el golpe el Oviedo, que trenzó momentos de muy buen juego. La inspiración de Berjón, con la bombilla encendida ayer en Avilés, es una buena noticia para los azules. El ovetense, capitán, bailó sobre el verde, combinó con todo el que se juntó a él, y cerca estuvo de anotar algún gol. Fue de los más destacados junto con Edu Cortina. Mientras el Oviedo busca pivote (precisamente a Dani Torres, en las filas del Alavés, donde ayer estuvo el exazul Javi Muñoz), el ovetense dio una lección en el centro del campo. Casi no falló un pase, estuvo siempre bien colocado y barrió lo que se le puso por delante.

Parece estar preparado para salir de inicio en Riazor. El que estuvo más perdido, jugando varios metros por delante a lo que está acostumbrado, con balón casi de mediapunta, fue Lolo. No se le vio en casi todo el partido. Los azules pudieron adelantarse varias veces. Javi Fernández la tuvo tras un centro de Tejera y también Berjón. El gol no llegaba, pero el juego dejó un buen regusto azul en el primer acto. La segunda parte siguió con el mismo guion: una marcha más del Oviedo.

Egea no movió ni los hombres ni el sistema. Pero, poco a poco, el Alavés empezó a hacer notar la diferencia de categoría. El Oviedo perdía el sitio y falló los pases que no erró en la primera parte. Los vitorianos se adelantaron en el 59. Vidal centró desde la izquierda a Joselu, sin marca en el área, que controló y la clavó. El Oviedo reaccionó y en una gran combinación entre Ortuño, Berjón y Mossa al valenciano lo tiraron en el área. Penalti claro que, sorprendentemente, erró Lolo (lanzó al medio) especialista en el Vetusta el año pasado. Tampoco acertó Sangalli al rechace. Arribas, novedad, debutó en el central izquierdo en la segunda parte. Tejera pudo empatar tras una gran cabalgada de Borja Sánchez por la izquierda. Paró con reflejos Álex. Los azules acabaron el encuentro con mucha posesión.

Egea confirma el cambio de sistema. El técnico azul explicó el cambio de sistema. "Por circunstancias debemos poblar el centro del campo. Hoy (por ayer) hemos hecho un buen partido, esta es la idea. Buscamos una velocidad alta de juego", explicó el argentino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook