06 de septiembre de 2019
06.09.2019

Un límite salarial con muchos condicionantes

Sin traspasos ni patrocinio, el Oviedo solo cuenta con las aportaciones del Grupo Carso para subir su tope

06.09.2019 | 01:48
Michu, durante la rueda de prensa que ofreció el miércoles en el Tartiere.

El Oviedo tiene muy difícil aumentar su límite salarial, que para la próxima temporada será de alrededor de 8 millones de euros (6,9 para el primer equipo y el resto para el segundo y otros conjuntos de la cantera), en torno al décimo de la categoría, sin la aportación del Grupo Carso a través de las sucesivas ampliaciones de capital. Una de las razones de que esto sea así es el convenio de acreedores que firmó en 2004 y al que el miércoles hizo referencia Michu, secretario técnico del club, en una rueda de prensa para valorar el final del mercado de fichajes.

En el caso de que el club azul recibiera alguna oferta por alguno de sus jugadores, el dinero del traspaso que pudiera percibir está limitado por el convenio que firmó la entidad cuando entró en suspensión de pagos. En él se especifica que en los veinte años siguientes (hasta 2023) se entregará un porcentaje del dinero que pudiera percibir por la venta de sus jugadores a saldar la deuda que tenía con los acreedores privados.

El convenio especifica que si los ingresos son inferiores a 3 millones de euros, el club tendrá que dar el 50% del dinero recibido; si está entre 3 y 6 millones de euros, el 30%, y si es de más de 6 millones de euros, el 20%. Además, los traspasos de futbolistas del Oviedo tienen que ser aprobados por una comisión que está integrada por un representante del Betis, máximo acreedor privado del Oviedo; por el interventor judicial Celestino Suárez Viñuela, por Toni Fidalgo, entonces adjunto al presidente de la Liga de Fútbol Profesional; por el notario de Oviedo José María Moutas Cimadevilla y por un representante del Real Oviedo. En 2023 este convenio expirará y el Oviedo ya no tendrá deuda alguna ni con entidades públicas (la deuda con Hacienda y la Seguridad Social ya está saldada) ni con privadas.

También es cierto que Michu reconoció el miércoles que no habían recibido oferta alguna por ninguno de los jugadores de la plantilla, aunque hizo hincapié en el tema del convenio de acreedores y en que una parte de una posible venta iría a parar a los acreedores. El hecho es que la ausencia de traspasos supone uno de los principales handicaps que encuentra el Oviedo a la hora de aumentar su límite salarial y poder gasta más dinero en fichajes.

Una de las dudas que surgen a la hora de valorar el limite salarial del que hablaba Michu es si ya está incluido un posible patrocinador privado y los 400.000 euros del convenio que han acordado con el Ayuntamiento de la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook