10 de septiembre de 2019
10.09.2019

Saúl Berjón huye de las excusas

"Esto no puede seguir así, no estamos ofreciendo nuestra mejor versión", dice el capitán del Oviedo

10.09.2019 | 00:48

Una de las funciones de un capitán es dar la cara cuando las cosas no funcionan, los resultados no llegan y los nervios empiezan a apoderarse de un sector de la afición. A Saúl Berjón le tocó ayer hacer de portavoz de la plantilla, entonar el "mea culpa" y tratar de mandar un mensaje de optimismo y de confianza en el trabajo que se viene realizando desde la pretemporada. "El equipo necesita ganar, en el momento que llegue la primera victoria esto va a cambiar. Hay muy buen equipo y a ratos jugamos bien, lo que nos hace falta es ser sólidos y conseguir los tres puntos", añadía el ovetense.

Para Berjón una de las cosas a las que han de agarrarse para cambiar este mal inicio de temporada -han sumado un punto en los cuatro primeros partidos- es a los dos partidos en casa que juegan ahora de manera consecutiva, uno el domingo (16 horas) ante el Elche y el siguiente el jueves (19 horas) frente al Extremadura. "La ventaja que tenemos este fin de semana es que vamos a tener a la afición con nosotros y eso la verdad es que va a ser importante". El extremo sabe que el aficionado está algo dolido por los resultados, pero es consciente de que su apoyo será importante: "No estamos dando nuestra mejor versión y los aficionados no están contentos con nosotros y tienen todo el derecho, pero sentirles cerca nos va a venir bien".

Una masa social que es el principal motivo de desazón para el futbolista de Oviedo en este mal inicio de competición: "Me fastidia por la afición, con todo lo que se ha pasado aquí está situación no es nada agradable y no quieres que la gente esté de uñas, siempre intentas ganar por el equipo y por esa afición, sobre todo por la afición, porque sufrió mucho y no es merecedora de tanto". Por eso hace autocrítica: "Tenemos que dar todos una vuelta de tuerca más, yo el primero, e intentar cambiar esta situación". Y es que, asegura Berjón, el Oviedo tiene todo para que salir adelante: "Futbolistas hay, fútbol tenemos, equipo tenemos, afición qué te voy a contar, así que tenemos todo para estar más arriba pero hay que demostrarlo".

Consciente de que la fortuna no les está acompañando -"otro partido más en los últimos minutos nos condenan"-, Saúl Berjón intentó ayer tras una sesión regenerativa en El Requexón hacer un análisis más allá de la falta de suerte: "Hay más cosas, a veces cometemos errores que a nosotros nos condenan mucho y al rival, cuando comete los suyos, no somos capaces de hacer el mismo daño que ellos nos hacen. Es una cosa que tenemos que solucionar nosotros porque a veces cometemos errores infantiles que nos condenan mucho", añadía.

En un análisis un poco más pormenorizado del encuentro que perdieron (2-1) ante el Mirandés, el capitán azul asegura que "la primera parte fue buena, sobre todo la primera media hora, con el 0-1 conseguimos hacer desaparecer al Mirandés y tener posesiones largas". Lo que no sabe es por qué las cosas cambiaron después y terminaron yéndose del encuentro: "No sé la razón, pero cambiamos el chip y empezamos a hacer un partido diferente. Nos condenamos nosotros mismos". Por eso, asegura Berjón que no hay que buscar fantasmas y hay que mirar hacia adentro para encontrar la solución y mejorar el rendimiento del equipo: "No hay que mirar para ningún lado, lo tenemos que asumir y que nos sirva para mejorar. Es muy bonito decir que esto es muy largo, que esto acaba de empezar, pero hay que comenzar a sumar ya. Esto no puede seguir así", zanjaba.

Otro de los detalles que está perjudicando al Oviedo es el de las expulsiones (tres en los cuatro partidos que van de competición). Aun así, para Berjón no fue algo tan determinante el domingo: "Jugar con uno menos es difícil, ellos tienen superioridad y las fuerzas se van acabando. Pero, pese a estar con unos menos, no nos generaron mucho peligro hasta el gol".

En su opinión, lo que tienen que hacer es "cerrar mejor los partidos, intentar coger el balón y terminar el partido de otra manera. En vez de terminar atrás, terminar atacando, intentar tirarnos para adelante y meterles a ellos en el área". En cuanto a Egea, el capital del Oviedo asegura que les ha transmitido "confianza". "Nos dice que tenemos que tener confianza y trasladar lo que hacemos en los entrenamientos al campo", añadía. Lo que tiene claro Berjón es que ya no hay excusas y que han de hacerlo desde el próximo domingo ante el Elche: "Todo pasa por este domingo. Tenemos que demostrar que el equipo no está tocado anímicamente".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook