10 de octubre de 2019
10.10.2019

"Don Federico" llega para "poner orden"

González Vega, de ascendencia asturiana, se quedará en el club "el tiempo que haga falta"

10.10.2019 | 00:56

"¡A la orden, Federico!". La frase, dirigida a modo de saludo en El Requexón de un empleado del Oviedo a Federico González Vega ("Don Federico en círculos de Carso"), jefe temporal -"me quedaré el tiempo que haga falta"-, define la situación que vive el club tras la salida de Joaquín del Olmo, exasesor del grupo Carso en la entidad. La nueva pieza de Carso, sin puesto en el organigrama, vivió ayer el primer día post Del Olmo en el centro de operaciones de la ciudad deportiva carbayona.

González es ingeniero químico, tiene 70 años, ascendencia asturiana (su abuelo materno, Ignacio Vega Guerra, era de Alles, capital de Peñamellera Alta) lleva en el mundo del fútbol 21 años y en los últimos 19 ha sido una persona de la máxima confianza del grupo Carso. Y llega para controlar la economía y las finanzas del club, y, sobre todo para "poner orden". Recalcó varias veces que la situación le pilla de "imprevisto".

González llegó ayer a las 10.10 horas a El Requexón. Allí estuvo reunido con las primeras espadas que hay ahora en la entidad: Jorge Menéndez Vallina, presidente; Manuel Paredes, vicepresidente; Fernando Corral, consejero; César Martín, director de relaciones institucionales, y Michu, secretario técnico. Estuvo más de media hora en el interior de las oficinas y, quince minutos antes de las 11.00 horas, salió del interior acompañado por Vallina. Vaqueros, chaleco de plumas azul mar, reloj llamativo y caminar sosegado, se situó junto al presidente y amablemente contestó a todas las preguntas. "¿Puede decirse que González viene a poner orden? Podríamos decir que sí, podríamos decir que sí, que vengo a poner orden. Pero ya sucedió hace tres años (en otra visita). Hay que ir haciendo ajustes, el club va creciendo y las aspiraciones cada vez son mayores. Es lo que hay que hacer. Lo primero que haré es poner orden en todas las parcelas, esto es un equipo y todos trabajamos por lo mismo", indicó.

Sobre la salida de Del Olmo no se prodigó, pero admitió que la decisión de México de poner fin a su etapa en Oviedo le pilló de imprevisto: "La salida nos ha cogido por sorpresa, así que tenemos que poner bien firmes las bases para que el proyecto del Real Oviedo siga adelante. Me encontré con que Joaquín se va y después una tormenta de muchas cosas. Estamos trabajando", recalcó. No quiso concretar en qué se centra especialmente. Pero sí hizo referencia al número de abonados del club -17.000, según dijo Vallina hace quince días- por debajo de la media de otras temporadas. "Yo no vengo con idea de cambiar absolutamente nada que no se necesite cambiar. Es preocupante que tengamos pocos abonados este año, en relación a los anteriores. Hay que ver qué es lo que está fallando y analizar los detalles para hacer ajustes", aseguró.

González dice que viene para poner "orden", lo que no quiere decir, según él, que el club esté desordenado: "Para poner orden no hace falta que haya desorden, hay que ir acomodando las fichas para poder alcanzar los objetivos que tenemos. Puede haber una mejor organización siempre. Estaré aquí el tiempo que sea necesario y que la ley me permita", aclaró. Hombre de Carso, al igual de José Aboumrad que estuvo en Oviedo hace cinco días, también quiso dejar claro la implicación del grupo mexicano, de la mano de Arturo Elías - "preocupado-". "Absolutamente (el apoyo de México). El grupo sigue con el mismo proyecto, pensando en llegar algún día a Primera. Hoy vamos últimos, hay que ir paso a paso. Se ve difícil, pero no imposible. Y vamos a llegar, lo puedo asegurar", dijo con seguridad, para añadir que "Grupo Carso no ha pensado en vender (el Oviedo), sé que se rumoreaba y no es la intención", recalcó. También desveló que se trabaja en encontrar un patrocinador privado, además del del Ayuntamiento, y que para fichar en invierno, "tenemos que ser inteligentes para presentar al licenciado Elías (Arturo) las posibilidades económicas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook