13 de octubre de 2019
13.10.2019
Albacete BP 12Real Oviedo

El Oviedo reacciona con orgullo

Gran segunda parte de los azules que obtienen una merecida victoria sobreponiéndose al tanto inicial del Albacete y que los coloca provisionalmente fuera de las posiciones de descenso| Sangalli y Borja Sánchez, al filo del final, fueron los goleadores del Oviedo

12.10.2019 | 23:55

Vital victoria del Real Oviedo que lo saca de forma provisional de las posiciones de descenso.

Importante tanto por los tres puntos como por la forma como se produjo. Remontando el encuentro y gracias a un ejercicio de perseverancia que si no hubiera tenido el justo premio de la victoria a su valentía hubiera dejado tocados a los de Rozada.

Javi Rozada dio continuidad al once del último partido con los dos únicos cambios obligados de Joselu por Ortuño, que no podía jugar por la "cláusula del miedo" en la cesión del Albacete, y Borja Sánchez por Bárcenas, convocado por su selección.

Comenzó bien el equipo pero poco a poco los locales se hicieron con el mando del partido aunque sin ocasiones claras.

Cerca de cumplirse la media hora, el Oviedo tuvo sus mejores minutos pero, justo en ese momento, un centro de Susaeta fue rematado con facilidad por Ojeda con la cabeza adelantándose a los centrales.

Este tanto desarboló a los visitantes que sufrieron por no llegar al descanso con una desventaja aún mayor.

La segunda mitad, sin embargo, fue un monólogo oviedista. La rápida entrada de Nieto, adelantando a Sangalli al centro del campo, por Omar Ramos, y Obeng por Joselu revitalizó al equipo.

La pelota estaba siempre en campo defensivo de los locales. Las ocasiones se sucedían sobre el área de Tomeu Nadal pero ni Lolo ni Borja ni Nieto encontraron portería con sus disparos.

El Oviedo envió un balón al palo con un córner directo de Berjón. La suerte parecía otra vez esquiva para los azules pero, poco después, una contra también conducida por Saúl encontró a Sangalli en el área. El vasco controló, regateó a su par y superó a Tomeu Nadal con su disparo.

Faltaba un cuarto de hora pero el Oviedo no se echó atrás y siguió buscando el tanto de la victoria.

El partido estaba roto por el medio y pudo decantarse de cualquiera de los dos bandos tomando protagonismo los porteros.

Primero Champagne se lució para desviar el disparo cercano de Acuña y Nadal se estiró para sacar de la escuadra un disparo de Sangalli.

A falta de un minuto para el final, Nieto se internó desde la banda hacia el medio. Allí encontró a Borja Sánchez que sorprendió a todos con un disparo al primer toque desde fuera del área que superó a Tomeu Nadal a pesar de su estirada.

Victoria final y cuarto partido consecutivo sin derrota de un conjunto de Rozada que da muy claros síntomas de recuperación y mejoría tanto en el juego como en los resultados.

Ejercicio de fe y perseverancia de un equipo que con estos tres puntos sale provisionalmente de las posiciones de descenso (a falta del partido del Deportivo) y que ve su complicada situación desde una perspectiva mucho más benévola.

Los azules volverán al Tartiere el próximo domingo a las 18:00h cuando se enfrentarán al Girona FC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook