19 de octubre de 2019
19.10.2019

Rozada: "Estamos creando una identidad"

"Si Berjón jugase siempre como los dos últimos partidos estaría en el Madrid o en el Barcelona"

19.10.2019 | 00:05
Rozada, ayer en el Tartiere.

Javi Rozada, entrenador del Oviedo, se sentó ayer en la sala de prensa del Tartiere, antes de recibir mañana al Girona (18.00 horas, Movistar LaLiga), tras una de las semanas más tranquilas en lo deportivo en este mal inicio que vive el club azul. La vital victoria ante el Albacete (1-2) da fuerza al grupo. Aunque Rozada se esforzó ayer en advertir sobre la situación, muy comprometida: "Tenemos los mismos puntos que el que marca el descenso, si perdemos el domingo podemos acabar penúltimos", indicó. Y es que el mensaje del ovetense tras coger aire en el Carlos Belmonte pasa por tres patas: arropar al vestuario, generar una identidad y encontrar el apoyo de la afición. "Que el domingo haya comunión con la grada", dijo Rozada.

"Las victorias siempre refuerzan. Ni antes del partido del Albacete éramos un mal equipo, ni ahora somos un buen equipo. Estamos creando una identidad y el domingo sabemos el rival que tenemos enfrente. Tenemos que estar en nuestra versión más reconocible", indicó el ovetense, que desgranó las claves desde su llegada al banquillo, hace poco más de un mes. "Mentalmente estaban destrozados, fuimos poco a poco. No fue fácil, para mí fue muy complicado al principio porque no estaba acostumbrado a que un equipo mío diese esa imagen. Va como esperaba, sabemos la categoría que es. El otro día pudimos perder, el equipo cada vez se acerca más a lo que quiero. Confío en el equipo porque cada partido es mejor que el anterior", aseguró.

Rozada no quiso centrar en su figura la mejoría del equipo e insistió en ensalzar a sus jugadores: "Esto no es un tema de Rozada, Benavides o Berto (segundo y preparador físico). Somos un cuerpo técnico joven que ha llegado con ilusión, no es lo mismo entrenar aquí que en otro sitio, porque soy de Oviedo. Esta responsabilidad te hace dar todo. Desde que llegué lo mejor que he tenido es el vestuario, siempre lo digo, pero es una realidad. Los conozco e intento sacarles el máximo para que luego como colectivo sigan creciendo y cogiendo la identidad buscada", recalcó. Uno de los jugadores a los que destacó Rozada fue a Saúl Berjón, clave en los últimos partidos y un apoyo para el entrenador del Oviedo en el vestuario, según dijo: "A Saúl nunca lo vi mal, pero muchas veces pretendemos que juegue como en los dos últimos partidos, si lo hace siempre igual estaría en el Madrid o Barcelona. Es de la casa y le exigen mucho. Yo estoy agradecido porque desde que llegué nos está ayudando mucho. Antes no era un desastre, es un jugador muy determinante y con un compromiso bestial".

El ovetense quiere que el equipo y la afición sean conscientes de la complicada situación pese a la mejoría en los últimos encuentros. "Mi mensaje es centrarse en el partido del domingo. A los jugadores les digo que quedan 31 partidos y que la clasificación nos pondrá en nuestro sitio. Tenemos que tener regularidad y competir todos los partidos. El equipo viene de donde viene, en eso valoramos la situación", afirmó.

Sobre el partido de mañana, dejó pocas pistas. Dejó entrever que Juanjo Nieto puede ser titular ("tiene opciones") y afirmó que Bárcenas no jugará de inicio tras volver de estar con su selección. Del Girona, que llega en vuelo chárter el día del partido debido al clima social que se vive en Cataluña por la sentencia del "procés", dijo que no cree que les afecte la política. "El futbolista está centrado en competir, son profesionales. El Girona lleva tiempo haciendo las cosas bien y seguro que los jugadores se centrarán en el partido", finalizó Rozada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas