20 de octubre de 2019
20.10.2019

Diegui, de capitán a la grada

El lateral del Oviedo lleva más de un mes sin ir citado, no cuenta para Rozada y desde el club vislumbran su salida en invierno

20.10.2019 | 00:22
Javi Rozada da instrucciones a Diegui en la banda.

Cinco temporadas después de su irrupción en el primer equipo, Diegui Johannesson atraviesa su peor momento como jugador del Oviedo. El canterano, de 26 años, no está contando en los planes de Javi Rozada. Ayer fue descartado por decisión técnica por sexta vez consecutiva desde que el ovetense es entrenador del primer equipo. Fue su primera opción ante el Extremadura -ese día fue titular en el Tartiere-, pero desde entonces Diegui no se ha vuelto a vestir de corto.

La situación inestable de Diegui colea desde verano. El club buscó su salida, pero el lateral apostó por quedarse en el Oviedo para intentar ganarse un puesto. El panorama actual, con las posibilidades menguadas con la candidatura de Lucas y la apuesta por Nieto, que sí cuenta para Rozada, provoca un cambio de parecer cuando quedan pocos meses para la apertura del mercado invernal. Fuentes del Oviedo precisan que, de no cambiar la situación en un plazo cercano, la salida de Diegui en enero puede darse por segura.

El jugador, además, con muchísimos años de fútbol todavía por delante, no quiere que su carrera se vea frenada. Diegui, con cartel en la categoría de plata, es el jugador de la plantilla actual que más temporadas lleva en el primer equipo azul, desde su irrupción desde el Vetusta con Sergio Egea. El argentino apostó por él en Segunda B en la temporada 2014-15 y en la campaña siguiente, pese a tener todavía ficha del filial, ya fue uno más en la dinámica del primer equipo. En esa temporada, como sucede en la actual, el Oviedo partió en verano con tres laterales derechos: José Fernández, Nacho López y el propio Diegui. El canterano se hizo con la titularidad con Egea, pero la llegada de Generelo, sumada a problemas físicos, le restó protagonismo.

Al año siguiente, con Fernando Hierro al frente, Diegui partió ya con ficha profesional y vivió una situación similar a la de ahora: el técnico no contaba con él y Fernández ocupó el carril derecho en el primer tramo de Liga. El asturiano cambiaría el parecer de Hierro a principios de año, y se hizo con la titularidad, aunque al final también acabó en el banquillo. Esa campaña jugó un total de 17 partidos, 16 como titular. Fernández salió en verano y en el primer año de Anquela el club incorporó a Cotugno, lateral uruguayo. Diegui, no obstante, se vería beneficiado por el esquema de tres centrales y carrileros. Jugó 32 partidos, 25 como titular, y anotó cuatro goles. La campaña pasada, la segunda de Anquela, la competencia le vino con un veterano como Carlos Martínez, una apuesta del club para reforzar el lateral derecho. Los problemas físicos del navarro fueron una constante todo el año y Diegui se hizo fuerte en la posición. Además, la campaña pasada fue uno de los cuatro capitanes de la plantilla. Jugó 36 partidos, 30 como titular, su marca más destacada. Todo cambió esta campaña, en la rampa de salida todo el verano, sin el brazalete de capitán -fue una votación del vestuario- y con el futuro en el Oviedo bailando a corto plazo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook