20 de octubre de 2019
20.10.2019
Real Oviedo 42Girona FC

El Oviedo se estrena en el Tartiere

Merecida y muy trabajada victoria de un equipo azul en progresión que tuvo que sufrir ante un Girona que buscó el empate hasta el final a pesar de la expulsión de Granell en la primera parte | Borja Sánchez, Bárcenas y Ortuño por partida doble fueron los goleadores del Oviedo

20.10.2019 | 00:22

El Real Oviedo sigue en franca mejoría y consiguió, merced a ella, su primera victoria en el Carlos Tartiere frente a uno de los transatlánticos de la categoría que a punto estuvo de llevarse un punto a pesar de la expulsión de Granell en el minuto 17.

Los de Rozada son un equipo ofensivo que juega con verticalidad y eficacia en ataque pero sigue adoleciendo de cierta debilidad defensiva que le impide cerrar los partidos con autoridad.

El técnico ovetense decidió dar continuidad al once previsto con las esperadas vueltas a la titularidad de Ortuño y Nieto.

Comenzó fuerte el Oviedo con una llegada de Sangalli al área pequeña que consiguió despejar la defensa visitante.

El Girona buscaba la puerta de Champagne estableciéndose un reparto de golpes en el que el más beneficiado fue el Oviedo al adelantarse por mediación de Ortuño, en el minuto siete.

Jugada de Nieto por la derecha que filtra un pase sobre Sangalli en el área. El centro de este desde línea de fondo fue rematado por Ortuño tirándose al suelo adelantándose a los defensores.

Al cuarto de hora se produjo la expulsión de Granell por doble amarilla que parecía dar una gran ventaja a los azules para el resto del encuentro.

Ortuño marcó de nuevo, en el minuto 33, aprovechando un pase de Sangalli tras robo de Berjón confirmándose como el máximo goleador de la categoría.

El Girona demostró ser un gran equipo a pesar de la inferioridad y buscó reducir distancias. Lo consiguió Stuani justo antes del intermedio aprovechando un remate a la media vuelta.

Ya en la segunda mitad, entre Lolo y Champagne salvaron el empate de Alcalá justo antes de Borja Sánchez ampliara diferencias para los asturianos con un disparo seco desde la frontal aprovechando una nueva cabalgada de Berjón por la izquierda.

No parecía sufrir demasiado el equipo de Rozada pero no supo finiquitar el partido. El tanto de Marc Gual a cinco minutos del final, aprovechando varios rechaces en un córner, provocó el recuerdo de viejos fantasmas en el Tartiere de partidos con pérdidas de puntos en la prolongación.

A balón parado, el Girona encerró al Oviedo en su área y Stuani estuvo a punto de marcar el empate con un claro cabezazo que se marchó rozando el palo pero, al igual que ocurrió anteriormente, el Oviedo finiquitó el partido a continuación.

Contra conducida entre Joselu y Ortuño con dejada final sobre Bárcenas que de potente disparo cruzado superó la estirada de Juan Carlos para marcar el cuarto y definitivo tanto.

Tres importantes puntos que alejan al Real Oviedo de los puestos de descenso y que confirman la mejoría del conjunto con Rozada tras sumar once de los últimos quince puntos en juego.

Partido vibrante con muchos aspectos positivos en el juego de un Real Oviedo al que aún le falta saber cerrar los partidos y no dar vida a los rivales en momentos favorables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook